Público
Público

Fitch confirma la máxima calificación de la deuda española

EFE

La agencia de medición de riesgos Fitch anunció hoy que confirma la calificación "AAA" de la deuda pública española a largo plazo, que es la de mayor calidad de su escala, con "perspectiva estable", debido a la resistencia de España ante la crisis.

El pasado 29 de julio, la agencia de calificación de riesgos Moody's también anuncio que mantiene la máxima calificación "Aaa" que tenía asignada a la deuda pública española, ya que consideraba que el potencial de crecimiento económico de España no quedará destruido con la actual crisis.

La afirmación de Fitch de mantener la máxima calificación de la deuda española y la perspectiva estable se sostienen, según dijo la agencia, en la respuesta "robusta de las autoridades ante la crisis financiera global, además de por la resistencia de las entidades bancarias con importancia sistémica y los ambiciosos objetivos de consolidación fiscal marcados a medio plazo, en los que se incluyen los recortes en el gasto público a partir de 2010".

La agencia de medición indicó que las autoridades españolas seguirán un programa de consolidación fiscal a medio plazo, a pesar de que el objetivo de reducir el déficit por debajo del 3 por ciento en 2012 "sea poco realista".

En su opinión, las autoridades españolas han tomado "amplias medias en política fiscal" que servirán para "mitigar el riesgo de una depresión deflacionista prolongada" y añadió que las citadas propuestas junto a una disminución en la demanda de los hogares y la subida "rápida" del paro, pesa sobre los fondos públicos españoles.

Fitch espera que el déficit español alcance el 10 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2009 y que permanezca en el 9,5 por ciento el próximo año.

Fitch también pronostica dos años de crecimiento negativo de la economía española y una recuperación "lenta", en particular en el sector de construcción y que la deuda pública española alcanzará el 75 por ciento del PIB en 2011.

En cuanto a las entidades financieras españolas, la agencia considera que hasta ahora no ha requerido "inyecciones de apoyo" estatal y que las provisiones de liquidez del Banco Central Europeo y del Gobierno español "han aliviado las presiones de financiación".

Por último, dice que mientras los bancos importantes siguen obteniendo resultados sólidos, la concentración de riesgo es más alta en el sector de las cajas de ahorros.

Más noticias de Política y Sociedad