Público
Público

Floriano recuerda a Mas que España "se está jugando cosas muy importantes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, ha recordado hoy al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que España "se está jugando cosas muy importantes" en estas semanas, de manera que hay otras prioridades por delante de la reivindicación del pacto fiscal.

"Ahora nos estamos jugando cosas muy importantes, la cuestión es cómo pagamos cuando no hay (dinero). Abrimos para pagar, y no hay. Estamos hablando de lo que no hay, y no hay aquí no porque haya en otros sitios, sino porque no hay en ninguna parte", ha esgrimido Floriano en una rueda de prensa previa a su reunión con dirigentes del PP Català.

Floriano ha subrayado que, aunque el PP está "abierto al diálogo" sobre la financiación catalana, en este momento "lo prioritario" es la recuperación económica y la salida de la crisis.

"Estaría bien que todos supiésemos que lo prioritario es reducir el desempleo. Todos los viajes, todas las embajadas, las reivindicaciones, nos parecen muy bien, pero, con lo importante que es eso, lo prioritario es que los emprendedores puedan encontrar financiación, tener oportunidades", ha defendido.

En la misma línea en la que se ha manifestado la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho en los últimos meses, Floriano ha recordado a Mas el "compromiso" del PP con las finanzas catalanas, y en concreto el plan de proveedores impulsado por el Gobierno español, que ha saldado 384.262 facturas impagadas en Cataluña.

"Ahora no hay facturas en el cajón. El modelo de vuelva usted mañana que hoy no le pago ha terminado gracias al PP. De las 384.262 facturas, 263.103 correspondían a la Generalitat. Y en total, las facturas ascienden a más de 3.000 millones de euros y afectan a 16.697 proveedores", ha precisado.

Además, Floriano no ha querido dejar de subrayar que el actual modelo de financiación catalán es "hijo" de los pactos entre el tripartito y el Gobierno del PSOE.

Por otro lado, y preguntado por la polémica surgida en torno al proyecto de ley de lenguas del gobierno aragonés, Floriano ha pedido "respeto" para las competencias de este ejecutivo.

"Yo soy muy celoso de las competencias de la Generalitat, cuando veo que hay algo que se puede poner en cuestión, a mí me molesta y pido que no sean invadidas. Lo mismo me pasa con otras comunidades autónomas", ha concluido.