Público
Público

El FMI apoya las tesis de Rajoy sobre la banca

Christine Lagarde también aboga por inyectar dinero del fondo de rescate a los bancos sin pasar por los estados.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, apoya las tesis de Mariano Rajoy para que sean los bancos los que reciban directamente el dinero del rescate bancario sin pasar por los Estados: el jueves por la noche urgió el jueves por la noche a la eurozona a permitir a corto plazo el uso de los fondos de rescate para recapitalizar de forma directa la banca y pidió al Banco Central Europeo (BCE) medidas más creativas para impulsar el crecimiento.

'Pueden ser programas de compra de deuda soberana o una política más tradicional, corresponde al BCE decidir, pero creemos que hay espacio', dijo Lagarde. La directora del FMI fue incluso más lejos: 'La viabilidad de la unión monetaria está en cuestión'.

Esas tensiones, según la principal responsable del FMI, planean tanto sobre los bancos europeos como sobre las deudas soberanas de los países de la moneda única. Lagarde, en este sentido, abogó por romper 'la retroalimentación negativa' entre esos dos elementos y defendió por ello la necesidad de permitir el uso de los fondos europeos de rescate para recapitalizar de forma directa, sin pasar por los Estados, los 'bancos débiles'.

Esa postura fue defendida por España con vistas a la reestructuración de su sector bancario, pero la idea tiene un claro rechazo de Alemania y, hoy por hoy, no es posible según las reglas en vigor. Para Lagarde, la posibilidad debería estar disponible a corto plazo, por lo que ha confiado en que 'la sabiduría prevalezca' y se dé luz verde a la que considera 'la mejor solución'.

Esa medida debería venir acompañada para el FMI de una 'política monetaria creativa' por parte del BCE y de medidas de consolidación fiscal que no se centren en las cifras y permitan a las economías crecer. A más largo plazo, el FMI defiende que la zona euro avance hacia una unión bancaria y fiscal, que debería incluir una mutualización de la deuda de los Estados miembros y, al mismo tiempo, un control más centralizado de las políticas económicas. 

Lagarde también apostó por la unión bancaria. Se hacía eco así de un informedel FMI publicado el mismo jueves en el que el organismo insiste en la necesidad de tomar medidas 'decididas y contundentes' hacia una mayor integración bancaria y fiscal en la zona euro para calmar las 'agudas' tensiones financieras.

'Son necesarias unas medidas decididas y resueltas hacia una unión monetaria más completa, especialmente en lo que se refiere a la unión bancaria y la integración fiscal, para contener el declive en la confianza que está acechando a la región', indicó el Fondo en su informe anual de revisión de la economía en la eurozona.

El organismo asegura que la crisis ahora exige 'un esfuerzo más fuerte y colectivo'

Asimismo, insta a que el proceso de consolidación fiscal se realice de manera 'decisiva' allí donde la presión del mercado sea grande, pero 'mucho más gradualmente en otros lugares para respaldar la demanda de la región'.

El informe bajo el llamado artículo IV del FMI también recomienda que se 'permitan amplios diferenciales de inflación entre el norte y el sur de Europa', dada la diferente situación de las economías de la zona euro.

El estudio es el resultado del análisis de la economía de la eurozona llevado a cabo por una misión del Fondo entre el 29 de mayo y el 11 de junio.