Público
Público

FMI calcula que EEUU se contraerá este año un 2,7%, más de lo esperado

EFE

El Fondo Monetario Internacional calcula que la economía de Estados Unidos tendrá este año una contracción del 2,7 por ciento, una décima más que en la proyección hecha en julio, pero mejoró las expectativas para 2010.

En su informe "Perspectivas Económicas Mundiales", difundido en ocasión de la asamblea del FMI y el Banco Mundial que se celebra en Estambul, la institución calcula que el próximo año, la mayor economía del mundo se expandirá en un 1,5 por ciento.

Hace solo dos meses, el FMI calculaba para EEUU un crecimiento el año próximo del 0,8 por ciento.

En 2007, según las cifras del FMI, el producto interior bruto de Estados Unidos creció un 2,1 por ciento y en 2008 apenas un 0,4 por ciento. La economía estadounidense ha estado, desde diciembre de 2007 en la recesión más prolongada y profunda desde la Gran Depresión de los años 1030.

"La economía de EEUU muestra signos crecientes de estabilización", añadió el informe.

"Las intervenciones monetarias, financieras y fiscales sin precedentes ayudan a estabilizar el gasto de los consumidores y los mercados inmobiliario y financiero, que apuntan a un renovado crecimiento moderado en la segunda mitad de 2009".

Aunque el FMI espera un crecimiento de la economía de EEUU en lo que resta del año, señala que "los mercados siguen agobiados y esto tiene un efecto sobre la inversión y el consumo".

"Combinado con el impacto del desempleo creciente, la naturaleza temporal del estímulo fiscal y el crecimiento modesto en los países que son socios comerciales de EEUU, el crecimiento seguirá siendo lento y llegará al 1,5 por ciento en 2010", vaticinó el FMI.

El índice de precios de consumo de EEUU que subió un 3,4 por ciento en 2008, aumentará este año un 0,1 por ciento y en 2010 un 1,1 por ciento, añadió la institución.

Estas proyecciones apoyan la política monetaria de la Reserva Federal que, desde diciembre de 2008, mantiene la tasa de interés de referencia entre el 0 y el 0,25 por ciento, en ausencia de un empuje inflacionario mayor.

El índice de desempleo, que fue del 5,8 por ciento el año pasado, será este año del 8,2 por ciento y en 2010 subirá al 9,3 por ciento, según los cálculos del FMI.

La institución advirtió que "el legado fiscal de la crisis es una trayectoria elevada y creciente de deuda que podría tornarse insostenible sin medidas significativas a medio plazo".

"Se calcula que los déficit llegarán al 10 por ciento del PIB en el período 2009-2010 y 2010-2011", añadió. "Aunque disminuirán por debajo del 10 por ciento posteriormente, el nivel general de endeudamiento gubernamental seguirá aumentando rápidamente, y llegará al equivalente de casi 110 por ciento del PIB en 2014".

Más noticias