Público
Público

Fomento exige a AENA que investigue el apagón de la T4

Una avería dejó a oscuras la terminal de Barajas la madrugada del sábado

RAMIRO VAREA

Una avería en un transformador eléctrico dejó la madrugada del domingo la terminal T4 del aeropuerto de Barajas (Madrid) completamente a oscuras. El apagón duró una hora y afectó a buena parte de las instalaciones de la T4, una de las infraestructuras aeroportuarias más modernas del mundo y que fue inaugurada en el año 2006.

Fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) explicaron ayer que "se están investigando las causas" que provocaron este fallo eléctrico. El propio ministro de Fomento, José Blanco, ya ha ordenado abrir una investigación para esclarecer las causas del incidente, que provocó el retraso de siete vuelos internacionales.

El corte de luz hizo que, durante una hora, dejaran de funcionar ascensores, escaleras mecánicas, ordenadores, puertas anti-retorno y el Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes (las cintas transportadoras de maletas).

Tampoco funcionó el tren eléctrico que une el edificio principal de la T4 con su terminal satélite. Decenas de viajeros quedaron atrapados en su interior y se vivieron escenas de cierta tensión, incluso con algún altercado entre los pasajeros.

Las operaciones de vuelos también se vieron afectadas, ya que los sistemas informáticos de las compañías dejaron de funcionar, por lo que no se podía continuar con los embarques y desembarques de las aeronaves. A pesar de todo, el incidente no afectó a la torre de control, que funcionó con normalidad, ni a la iluminación de las pistas de aterrizaje.

El suministro de electricidad quedó interrumpido entre las once y las doce de la noche del sábado. Pasada la medianoche, el servicio eléctrico quedó reestablecido.

Los primeros indicios que maneja AENA es que "se registró una subida de tensión en una cabina de un centro de transformación", lo que provocó un pequeño incendio . "Ese pico de tensión produjo la caída de una fase que tiró todas las de protección de los sistemas eléctricos y electrodomésticos del T4 y T4 satélite", explicaron los responsables de AENA.

"De manera casi inmediata" al apagón, siempre según AENA, "se activó una segunda central eléctrica que hizo que se restablecieran paulatinamente todas las funciones" de los dos edificios.

Es decir, que se pusieron en marcha todos los "sistemas redundantes de suministro eléctrico" (los generadores), a pesar de que numerosas personas que se hallaban en la T4 aseguraron que "la oscuridad era total". "Empleados de Iberia nos iluminaban con focos para poder entrar en el edificio", relató un pasajero afectado a la agencia Efe.

Este extremo no fue confirmado ayer por AENA. "Desconocemos si hubo fallos en las luces de emergencia", insistieron. Y recordaron que será la investigación abierta por este organismo oficial la que determine los posibles defectos.

"Las conclusiones se harán públicas", señaló AENA a través de un comunicado emitido ayer.

Más noticias de Política y Sociedad