Público
Público

Fomento planea que las empresas financien el AVE

La Seguridad Social cerrará 2009 con un superávit del 0,7%

S. R. ARENES

La inversión en infraestructuras crecerá con el dinero de las empresas constructoras. El ministro de Fomento, José Blanco, explicó ayer que promoverá la participación de las empresas privadas en la financiación y en la gestión de nuevos tramos de líneas de alta velocidad. A ello se destinará una parte importante de los 15.000 millones del plan extraordinario de infraestructuras, que puede incluirse en la Ley de Economía Sostenible que prepara el Gobierno.

Este modelo consiste en que la empresa adelanta el dinero para construir y luego lo recupera a través de un canon anual a cambio de gestionar la infraestructura. Ya se hace en el tramo Figueras-Perpiñán (el AVE a la frontera francesa) cuya construcción, financiación y mantenimiento fueron adjudicadas en 2005 a ACS y la constructora gala Eiffage. Ayer, el ministro abrió la vía a 'diferentes fórmulas' como, por ejemplo, adjudicar a una empresa la implantación y gestión de la señalización o la electrificación de las líneas. Está sobre la mesa aplicar esta fórmula de colaboración público-privada al tramo Olmedo-Ourense-Vigo del AVE a Galicia.

Esta es una de las novedades para proyectos que se sumarán a los que costee el propio presupuesto de Fomento para 2010, que Blanco definió como 'ambicioso' porque mantiene la inversión (19.304 millones, un 0,3% más que en 2009) y austeros 'porque baja el gasto operativo del Ministerio un 35%'.

Del montante total, el 54% se destina a la apuesta prioritaria, el ferrocarril, y, de esa parte, 6.292 millones costearán proyectos de AVE. En 2010 está previsto que llegue la alta velocidad a Albacete, Cuenca y Valencia y en 2012, llegará a Alicante, Zamora, León, Jérez-Bahía de Cádiz y a Francia.

Para evitar la quiebra de las autopistas de peaje radiales que salen de Madrid, Fomento dará créditos participativos a las concesionarias por 1.300 millones para pagar el sobrecoste de las expropiaciones. En 2010 habrá una partida de 200 millones y quizá otros 200 con la misma solución para desbloquear la reforma de las autovías.

Ayer también se presentaron las cuentas de la Seguridad Social. El secretario de Estado del ramo, Octavio Granado, anunció que 2009 se cerrará con un superávit de 7.114,89 millones de euros, que equivalen al 0,7% del PIB. La cifra es superior a la estimación anterior del Ministerio de Trabajo, que hablaba de una horquilla de entre el 0,3% y el 0,4% del PIB, aunque Granado reconoció que se encuentra por debajo de los 8.900 millones presupuestados inicialmente.

De cara a 2010, Granado señaló que la previsión es que la Seguridad Social registre un superávit de 2.879,8 millones, un 0,27% del PIB. Ese saldo será inferior al del presente ejercicio porque, entre otras cosas, se prevé que los ingresos crezcan menos y se sigan perdiendo cotizantes. 'Empezaremos peor y saldremos mejor', subrayó el secretario de Estado, y reiteró que las pensiones mínimas subirán una media del 4%.

Más noticias