Público
Público

La fotografía mexicana, invitada de honor en el festival internacional en China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pekín, 20 sep (EFE).- La fotografía mexicana, representada por los artistas Lourdes Grobet y Rogelio Cuéllar, es invitada de honor de la séptima edición del Festival Internacional de Fotografía de Pingyao, que se celebra estos días en el norte de China.

Pingyao, que cuenta con una muralla de más de 3.000 años de antigüedad, fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 2000 y acoge desde 2001 este festival, que tiene como objetivo revestir con más de 10.000 fotografías a la ciudad.

El consejero cultural de la embajada de México en Pekín, Edgardo Bermejo, indicó a Efe que la decisión de invitar a Grobet y Cuéllar se debe a "su larga trayectoria internacional" y a las propuestas muy distintas que ambos presentan.

Es la segunda vez que México participa en el festival, que se celebrará hasta el próximo día 25, y esta vez, comparte el puesto de "invitado de honor" con Japón e India.

La participación mexicana es parte de un proyecto para impulsar la fotografía del país latinoamericano en China, precisó Bermejo, quien adelantó que en noviembre se organizará en Cantón (sur), "la mayor exposición de toda la historia de fotógrafos de México en China" y contará con 35 artistas.

"Este es un semestre dedicado a promover la fotografía mexicana en China", apostilló.

Asimismo, México invitará al festival de Pingyao a participar en el próximo festival internacional de fotografía que se celebrará en la capital mexicana, para que exista "un dialogo" entre ambos países.

El fotógrafo Rogelio Cuéllar explicó a Efe que su primera propuesta se centra en el "retrato urbano" de la Ciudad de México, donde lo más importante es el "elemento humano" y pretende "hermanar a los dos mundos similares que son México y China, tanto ideológicamente como culturalmente".

En "Celebraciones de la Luz", su segunda exposición, el cuerpo desnudo cobra importancia y se transforma en un "paisaje humano, donde el rostro no interesa", continuó.

"Es realmente sorprendente la fiesta visual que se encuentra uno aquí", dijo en relación al festival, que es "un gran banquete de exposiciones" y, en el que, destacó, existen "fotógrafos de todas las edades", que ven la fotografía "como una actividad cotidiana y lúdica".

Para Lourdes Grobet, el festival es "maravilloso", porque cuenta con "gente muy buena y propuestas nuevas".

"Estos países (como China) son los que están marcando el presente de la fotografía. Veo estas propuestas frescas y atrevidas y lo compruebo", añadió.

Grobet trae a China un proyecto en el que lleva trabajando muchos años y que se centra en un fenómeno social típico mexicano como la lucha libre, así como paisajes, pero con el apoyo de las nuevas tecnologías para su construcción en la pantalla.

Más noticias en Política y Sociedad