Público
Público

Francia asegura que los ataques en Libia seguirán el tiempo que haga falta

EFE

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Alain Juppé, afirmó hoy que los ataques de la coalición en Libia "van a continuar el tiempo necesario para neutralizar" los medios militares de Muamar al Gadafi, y cesarán si acepta las condiciones fijadas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Los objetivos son extremadamente claros: proteger a la población civil y también poner en situación de tomar ventaja a los oponentes de Gadafi que luchan por la libertad y la democracia", declaró Juppé en una entrevista a la emisora de radio 'RTL'.

Reiteró que el derrocamiento del líder libio no figura en la resolución de Naciones Unidas, pero puntualizó que después de lo que ha ocurrido, no puede imaginar que un régimen así pueda perdurar. Y apostilló que, en cualquier caso, son los libios los que deben decidir.

A ese respecto, avanzó que la próxima iniciativa por la que va a trabajar el presidente francés, Nicolas Sarkozy, empezando en el Consejo Europeo de hoy en Bruselas, es "reunir las condiciones de un diálogo nacional" en el que participe el Consejo Nacional Transitorio libio (CNT) pero también otros grupos.

El titular de Asuntos Exteriores consideró que el mando político de la intervención internacional "está bastante claro. Es una operación de Naciones Unidas".

Precisó que para garantizar el pilotaje político, Francia y el Reino Unido han decidido reunir a los miembros de la coalición la semana próxima en Londres con el objetivo de constituir "una especie de grupo de contacto".

Y en cuanto a la planificación y la dirección de las operaciones, recordó que en un principio corrió a cargo de los estadounidenses. "Ahora pensamos que la OTAN (...) puede tener ese papel".

El jefe de la diplomacia francesa afirmó que con los cinco primeros días de ataques de la coalición "se ha conseguido un primer éxito".

"Hemos salvado Bengasi" y "permitido restablecer el equilibrio" en la lucha entre las fuerzas de Gadafi y sus oponentes, señaló tras haber puesto el acento en que sin la intervención militar internacional el líder libio "hubiera masacrado a sus oponentes en Bengasi".

Según la evaluación ofrecida por Juppé, el potencial militar de Gadafi "ha sido ampliamente destruido" aunque "dispone de medios en tierra" como lo ilustran los bombardeos ayer en Misrata.

Preguntado sobre si le consta que los ataques de la coalición han causado muertos civiles, como denuncia el régimen del líder libio, respondió remitiendo a los informes de los militares franceses que "nos dicen lo contrario".

Más noticias de Política y Sociedad