Público
Público

Francisco Caamaño promete su cargo como ministro de Justicia

En presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los reyes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo ministro de Justicia, Francisco Caamaño Domínguez, ha prometido por su 'conciencia y honor' su cargo ante los reyes en el Palacio de la Zarzuela, en presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Caamaño, hasta ahora secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios, sustituye al frente de Justicia a Mariano Fernández Bermejo, que presentó ayer su dimisión irrevocable durante una reunión con Rodríguez Zapatero, a quien ya había ofrecido su renuncia la semana pasada, después de que se conociera que había cazado en una finca de Jaén sin tener licencia para ello.

Minutos después de las 10.30 han llegado al salón de audiencias de la Zarzuela Caamaño y Rodríguez Zapatero, quienes han esperado en la sala la entrada de los reyes para que diera inicio la ceremonia.

Con la mano derecha sobre un ejemplar de la Constitución Española, abierto por el título sexto -referido al Poder Judicial-, el nuevo miembro del Ejecutivo ha prometido su cargo.

En la misma mesa, cubierta con un terciopelo rojo, en la que reposaba la Carta Magna, había una edición de la Biblia de la época de Carlos IV, abierta por el Libro de los Jueces, así como un crucifijo de plata sobredorada.

Antes de proceder a la promesa, el jefe de protocolo de la Casa del Rey, Alfonso Sanz Portolés, ha leído el Real Decreto firmado ayer por Don Juan Carlos en el que se nombra a Caamaño sustituto de Fernández Bermejo en la cartera de Justicia.

En esta ocasión, ante la ausencia de un titular de Justicia, ha actuado en la ceremonia como notaria mayor del Reino la directora general de Registros y Notarias, Pilar Blanco.

Una vez concluido el acto formal, que ha durado menos de tres minutos, los Reyes, el presidente del Gobierno y la directora general han felicitado a Caamaño, con quien han intercambiado unas primeras palabras en tono distendido, y han posado junto a él para los medios gráficos.

Don Juan Carlos se ha dirigido también a los numerosos informadores presentes en la sala, a los que ha saludado con una sonrisa y ha bromeado sobre la gran afluencia de medios gráficos que han acudido hoy a la Zarzuela para cubrir este acto.

A continuación, y ya sin presencia de las cámaras, Caamaño ha conversado con los Reyes y el presidente del Gobierno en privado durante unos minutos.

Más noticias en Política y Sociedad