Público
Público

Francisco Ros: "No hay que dejarlo para el final"

Secretario de Estado de Telecomunicaciones. Cree que el ‘apagón’ de mañana se llevará a cabo sin problemas

A. G.

Francisco Ros (Lorca, Murcia, 1950) lleva cinco años trabajando para impulsar en España las nuevas tecnologías de la comunicación desde la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información. Ahora le ha tocado dirigir la transición a la TDT, un proceso que cambiará la forma de entender la televisión y que está convencido de que se desarrollará sin mayores problemas.

¿Qué habría que decirle hoy a quien todavía no se haya adaptado a la TDT?

Pues que no lo deje para el final, porque ese es un problema muy español... Nos enteramos, nos suenan las cosas, pero las vamos dejando y al final, si hay muchos que no se adaptan, hay cuellos de botella. Si un pueblo donde hay tres instaladores y ocho casas todas necesitan a la vez la TDT, alguna va a tener que esperar.

A un día del inicio general de la fase I del apagón, ¿cree que habrá problemas?

Todos los datos nos dicen que todo va a ir bien, aunque eso no quita que pueda haber alguna zona que necesite de un ajuste de última hora. Las ondas se propagan, se afectan unas a otras y en el momento y puede haber alguna necesidad de algún ajuste fino, pero sería cuestión de días. También puede haber algún ciudadano que lo haya dejado para última hora y le sorprenda el apagado sin haber hecho los deberes, pero lo podrá resolver también en cuestión de días.

¿Se podría retrasar el apagado completo de 2010 si hay dificultades a partir de ahora?

No vemos que haya ningún elemento que nos lleve a pensar que eso pueda ocurrir porque la cobertura y la penetración están avanzando muy rápido y la gente se está adhiriendo a esta tecnología.

Pero hay diez proyectos retrasados...

Hay comunidades [País Vasco, Galicia, Castilla y León y Andalucía] que no van a tener proyectos en estos primeros días, pero están acelerando y los tendrán listos para septiembre y octubre. En cualquier caso, que haya habido retrasos les sirve de entrenamiento a las comunidades, que ven así cuáles son los problemas reales a los que se enfrentan y cómo resolverlos.

¿No es un problema que la mayoría de la gente tenga descodificadores que no admiten la alta definición o la TDT de pago?

Aquí ocurre como con todos los productos electrónicos. Teníamos un parque con 40 millo-nes de móviles sin cámara fotográfica, y cuando surgieron los que la llevaban la gente los fue incorporando. Con la TDT es lo mismo, según vayan entrando estos servicios la gente verá si le interesa pagar el coste del equipamiento adicional para recibirlos, que será mínimo.

¿Cree que al final todoslos operadores emitiránen alta definición pesea sus mayores costes?

No tengo duda de que la alta definición va ser un servicio explotado comercialmente por la mayoría de los radiodifusores y explotado por la población. Esta tecnología lo permite y, siendo la calidad digital muy buena, la de alta definición va un paso más allá. Igual en un telediario no se nota mucho la diferencia, pero eventos como partidos de fútbol o conciertos sin duda ganan con la alta definición.

¿Es obligatorio adaptarse a la TDT?

Sí, siempre que se quiera seguir disfrutando de televisión gratuita. Aunque la señal analógica seguirá llegando a gran parte de España hasta el 3 de abril de 2010, cuando sólo se verá la TDT, es aconsejable ir adaptándose lo antes posible.

¿Hay suficiente cobertura?

La cobertura de la señal digital superó en mayo el 95% del territorio. En aquellos lugares donde no llegue bien la TDT la señal llegará por satélite.

¿Qué ventajas tiene la televisión digital?

La TDT ofrece una señal de mucha mayor calidad donde no hay cabida para interferencias o efectos como la nieve o la doble imagen. Además multiplica la cantidad de canales hasta superar la veintena, incluye canales de radio y permite nuevos servicios como la guía de programación electrónica, subtítulos en varios idiomas o incluso diferentes formatos de visionado. En los próximos meses aparecerá también la TDT de pago y se irá extendiendo la señal de alta definición.

¿Se ve mucho la nueva televisión?

La TDT acumuló en mayo una cuota de pantalla del 31,9%, según Sofres. Casi 14 millones de españoles tienen contacto con la TDT cada día, y el consumo medio diario de TDT es de 122 minutos.

¿Cuánto cuesta adaptarse?

La TDT es gratuita, aunque es necesario tener la antena adaptada y contar con un sintonizador. Adaptar la antena de una comunidad de vecinos cuesta unos 600 euros, y poco más de 100 en el caso de una vivienda unifamiliar. No obstante según datos de la Federación de Instaladores (Fenitel), el 70% de los bloques de viviendas ya tenían una antena adaptada a finales de marzo. Por otro lado, los descodificadores más sencillos, también llamados ‘zappers’, tienen un precio de unos 30 euros, si bien los televisores nuevos ya incorporan uno de serie. Hasta ahora se han vendido en España casi 20 millones de descodificadores.

¿Servirán los descodificadores actuales para la alta definición y la TDT de pago?

Si sólo se dispone de un descodificador básico o ‘zapper’, habrá que cambiarlo en el futuro para poder disfrutar de la alta definición y acceder a nuevas posibilidades como la TDT de pago, destinando el sencillo al segundo televisor de la vivienda. En cualquier caso, los televisores planos digitales más modernos ya incorporan una ranura para conectar tarjetas para servicios de pago.

¿Qué se puede hacer si no se ve bien la señal?

Es posible que tras el ‘apagón’ haya personas que reciban la señal digital con ligeras perturbaciones. En ese caso lo mejor es llamar al teléfono de información del Ministerio de Industria (901 2010 04) o comunicar la incidencia en la página web www.televisiondigital.es con el fin de que los fallos puedan ser comunicados a las empresas que distribuyen la señal.

Más noticias de Política y Sociedad