Público
Público

Francisco Umbral: los versos que nunca pensó publicar

El Ayuntamiento de Valladolid y la fundación del escritor editan un libro con veinte poemas inéditos escritos entre 1996 y 2003

ROBERTO JIMÉNEZ (EFE)

Personajes tan dispares como la tenista alemana Steffi Graff y la condesa de Chinchón, además de un atentado terrorista, Europa y el tigre de Ángel Cristo, son los destinatarios de una veintena de poemas inéditos que Francisco Umbral (1935-2007) escribió entre 1996 y al menos 2003, que ahora han visto la luz en el libro colectivo Francisco Umbral y su tiempo.

Editado por el Ayuntamiento de Valladolid y la fundación que lleva su nombre, ha sido presentado esta mañana en la 42 Feria del Libro de esa ciudad por su viuda, María España, y por el coordinador de la publicación, el crítico Santos Sanz Villanueva.

Todos los poemas han sido fraguados al hilo de la misma actualidad informativa que durante décadas inspiró también la popular columna diaria firmada por Umbral en rotativos como El País y El Mundo, ahora transformada en versos que nunca pensó en publicar, como si de un desahogo o un divertimento se tratara.

María España los ha rescatado de una carpeta, parte de ellos han sido publicados y el resto formará parte de un futuro poemario que también incluirá versos de Crímenes y baladas (1981), la única incursión poética en firme de quien debutó en la letra impresa con los versos que publicaba de colegial, en el Valladolid de su infancia, dentro de la revista Los Luises.

En los ahora publicados, Umbral remansa en lírica la estridente, briosa y desgarbada prosa de sus columnas, a través de versos libres, sin métrica e impregnados de una melancolía donde presiente el paso de la vida y la aproximación de un posible final.

En el poema titulado La candelaria, fechado en 2000, dice: "Está el invierno fora, / alma inverniza. / Ya, de todos los libros y saberes, / me queda sólo el refranero viejo; / de todos los amores / y quereres / me queda sólo un gato, / como un signo, / como letra incógnita, / aramea / en que escribí mi vida, / por venderla.

Francisco Umbral y su tiempo se completa con seis prosas inéditas, dos presentaciones de encargo, un ensayo sobre literatura y periodismo que arranca en Quevedo para desembocar en el siglo XX, varias anotaciones manuscritas con avisos caseros a su esposa y una porción de dibujos en hojas cuadriculadas de una libreta pequeña.

El resto del paginado son las comunicaciones de trece escritores y periodistas que, convocados en 2008 por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, ofrecieron en Santander una aproximación de la figura y el legado de Umbral desde diversos puntos de vista, un año después de la desaparición del autor de Travesía de Madrid y Las ninfas.

César Alonso de los Ríos, Miguel García Posada, Juan José Armas Marcelo, David Gistau y Ana María Navales figuran entre los autores del que pasa por ser "el primer libro sobre Umbral después de su muerte" y que "abre un nuevo estado sobre la figura y la personalidad del autor", en palabras de Sanz Villanueva.