Público
Público

"Los fregados siempre somos los pobres"

El país sufre un Mitch económico y cae hacia un estado de calamidad social

DANIEL LOZANO

"En Honduras hemos sufrido dictaduras, golpes militares, el huracán Fifí. Y el Mitch, que se ensañó con nosotros. Pero esta crisis es peor por culpa de un Gobierno terco. Y ni siquiera tenemos los salvavidas de siempre: los otros países". El dueño de Trajes Rívoli, en el centro de Tegucigalpa, ha visto desfilar por su tienda a tantos ricos y pobres que ha afinado su olfato hasta convertirlo en un termómetro social. "Es una debacle. Desde el golpe de Estado casi todos los negocios han perdido al menos un 35% de ingresos".

"Desde el golpe de Estado, los negocios han perdido el 35% de sus ingresos"

Miles de parados nuevos. Negocios en quiebra. Ayuda exterior congelada. El turismo que se hunde. Pequeñas y medianas empresas que se tambalean. Toques de queda que provocan pérdidas millonarias. La Cámara de Comercio ha trasladado a cifras macroeconómicas las cuentas de lapicero de Rívoli: 560 millones de euros perdidos durante los 114 días de crisis. Diluvia sobre mojado: Honduras es el tercer país más pobre de América Latina.

Debajo de la espesa niebla de la crisis política, los hondureños se enfrentan a un problema muy real: no caer en un estado de calamidad económica y social. "Creemos que esta crisis no tiene precedentes. Y se va a agudizar en los hospitales, en los mercados y en los estómagos de la gente. El año que viene será aún más difícil", sostiene Mauricio Díaz, coordinador del Fondo Social de la Deuda Externa (Fosdeh). "Un estado de calamidad nunca antes visto".

"Los fregados siempre somos los pobres". Ana, de 28 años, atiende el humilde Comedor Chayito. Estamos en el Mercado de San Isidro de Comayagüela, uno de los más populares del país. Las sopas de mondongo y marinera, dos euros cada una, son el menú favorito. "Con ese relajo, aquí la cosa está mala. Antes vendíamos 100 platos a diario, ahora no llegamos a 50. El fracasado siempre es el pobre porque el empresario tiene billete. ¡Hasta los niños pierden escuela con tanta huelga!"

En Honduras, "no existen recursos para atender a 650.000 pobres"

Sabiduría popular que dibuja rostros frente a las cifras. Según el Fosdeh, la suma de la crisis mundial y política provocará la pérdida de 480 millones de euros a final de año, lo que aumentará tres puntos la pobreza, hasta el 66% de la población. "No existen recursos para atender a 650.000 pobres", advierte Díaz.

En la Abarrotería Pavón, los inmensos sacos de arroz y frijoles están más llenos que de costumbre. "Vendemos la mitad, antes 50 kilos y hoy 25", calcula Kely, una de las encargadas del popular establecimiento. Las mismas cifras que Lucía Gómez, jefa de Doña Chila. "Desde este problemita vendo menos verduras. Compran un poquito de cada cosa, unas papas, unas cebollas..."

El Banco Mundial y el BID han parado la ejecución de 45 proyectos

"Honduras vive una situación muy complicada", sentencia el economista Martín Barahona, ex presidente del Colegio de Economistas. "Las previsiones más pesimistas nos llevan a una caída del PIB del 3%, cuando el año pasado crecimos un 4%". Informes del Banco Central calculan que la suspensión de la cooperación financiera del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial tiene paralizada la ejecución de 45 proyectos, valorados en 459 millones de euros.

En La Estrella venden ropa de bulto (segunda mando procedente de EEUU). Las rebajas de los pobres. Aquí, en un día, se podían vender hasta 15.000 piezas a menos de un euro. "Y ahora no vamos más allá de las 7.000", señala a Público una de sus encargadas mientras decenas de manos rebuscaban entre los recipientes. También la Farmacia San Isidro registra caídas en torno al 50%. Víctor Venegas, su dueño, asegura que "los (anti) depresivos es lo único que vendemos más".

De Comayagüela a la calle peatonal de Tegucigalpa, una de las vías más comerciales del país. Y la misma letanía. "La gente acopia comida porque teme que estalle la guerra", fantasea Dora Salgado, dueña de Mi Gran Bendición, almacén de chinerías (como los chinos españoles, pero más desordenado). "Sólo recuerdo un desastre parecido, con el Mitch".

La clasificación para Suráfrica 2010 regaló días de euforia

La microeconomía hondureña sobrevive a duras penas. Por inercia, como la educación y la sanidad. Un paseo por los pasillos del Hospital Escuela, el más grande del país, asusta. Médicos y enfermeras se quejan de falta de medios, algo que salta a la vista. En otras clínicas abundan paros y desatenciones.

La clasificación para Suráfrica 2010 regaló días de euforia, que al menos sirvieron para anestesiar la realidad. Pero Honduras tiene su futuro hipotecado. Micheletti ha decretado el adelanto del cierre del curso escolar, tras un año marcado por las huelgas de maestros. En muchos colegios no se han cursado ni 100 días lectivos.

"Este país necesita 100 años de educación. Con las escuelas llegan las oportunidades, sin educación no hay futuro". El padre Patricio Larrosa, andaluz, es una especie de mago en la colonia pobre de Monterrey. Sus escuelas sí funcionan. En ellas sí hay futuro. Un futuro que, unos y otros, se empeñan en robar en el resto del país.

Más noticias de Política y Sociedad