Público
Público

Las frutas y vegetales no serían tan costosos después de todo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

La percepción común de quelas frutas frescas y los vegetales son más costosos que losalimentos empaquetados no sería correcta, indicó un nuevoestudio.

Una serie de investigaciones sugirieron que las papasfritas, las galletas y otros "snack" suelen ser más económicosque los productos frescos y esa brecha de precios sueleconsiderarse responsable del sobrepeso y la elección de losestadounidenses por una alimentación menos saludable.

Pero el nuevo estudio, publicado en American Journal ofClinical Nutrition, sugiere que la relación inversa entrecalorías y precio es una cuestión de álgebra.

"Cuando se consideran los precios que las personasrealmente ven en el comercio -el total y por unidad- las frutasy los vegetales son en verdad más económicos", dijo lainvestigadora Leah M. Lipsky, de la Cornell University en NuevaYork.

El problema, explicó la experta en una entrevista, es unacuestión matemática.

El equipo analizó el tema comparando la cantidad decalorías por gramo en un alimento dado con su precio porcaloría. Esto crea una comparación en la que ambas variablescomparten un componente común: en este caso, las calorías.

Las propiedades simples de la matemática permitenestablecer que los alimentos con mayor cantidad de caloríasserán más económicos.

"El álgebra ha estado creando la asociación inversa entrela densidad (calórica) y el precio", indicó Lipsky.

Para el estudio, la autora recolectó información de preciosde varios snack y productos frescos de una cadena desupermercados estadounidenses. Cuando observó la cuestión entérminos de calorías por gramo y precio por caloría, las frutasy vegetales parecieron ser más costosos.

Sin embargo, cuando se trata de los precios que losconsumidores ven, el precio real y por unidad, que da el costopor gramo de alimento, las frutas y vegetales generalmente eranmás económicos que los snack.

Lipsky señaló que las personas probablemente toman encuenta varias cosas cuando escogen comprar un producto fresco,como por ejemplo el tiempo que requiere prepararlo y si tienenlo necesario para hacerlo.

Pero los hallazgos actuales, indicó la autora, sugieren quelos consumidores no deberían sentirse amedrentados por la ideapopular de que las frutas y vegetales son demasiado costosos.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, noviembredel 2009

Más noticias en Política y Sociedad