Público
Público

Fuentes independientes cifran en decenas los soldados rusos muertos en Ingushetia

EFE

Fuentes independientes cifraron hoy en varias decenas los soldados rusos muertos en dos ataques perpetrados contra columnas de blindados rusos en la república norcaucásica rusa de Ingushetia, vecina de Chechenia.

Según el diario digital Ingusheti.org, que cita fuentes policiales locales, en torno a medio centenar de soldados rusos habrían sido abatidos en un ataque en la carretera que une las localidades de Galashki y Muzhichi.

Los asaltantes habrían utilizado lanzagranadas en su ataque contra la columna rusa, que incluía cerca de una veintena de blindados y camiones militares, además de unos cien hombres.

Mientras, entre las aldeas de Surjaji y Aljasti otros dos soldados rusos habrían muerto cuando un columna de blindados fue objeto de fuego enemigo de camino a Galashki.

Por el momento, ninguna fuente oficial ha confirmado esas cifras de soldados muertos.

Anteriormente, el ministerio del Interior de Ingushetia informó de la muerte de dos soldados rusos en el ataque perpetrado contra una columna de blindados en Galashki.

"Unos desconocidos atacaron la columna. Los soldados respondieron al fuego enemigo. Dos soldados murieron y otros cinco resultaron heridos", señaló la fuente, citada por la agencia Interfax.

Los asaltantes utilizaron armas automáticas y lanzagranadas en el ataque, que tuvo lugar en torno a las 10:00 hora local a las afueras de esa pequeña aldea ingush.

Posteriormente, el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) anunció el lanzamiento de la operación antiterrorista en la zona de Galashki con el fin de localizar a los asaltantes.

Según la Fiscalía ingush, el grupo que atacó esa columna de blindados rusos estaba integrada por unas 30 personas, que se habrían escondido en los bosques de la zona.

Ni la fuente oficial ni la independiente especificaron si los asaltantes eran guerrilleros separatistas o, simplemente, miembros de grupos armados ilegales.

La república norcaucásica de Ingushetia, vecina de Chechenia, se ha convertido en los últimos meses en escenario de numerosos actos de violencia.

El presidente de la república Ingush, Murat Ziázikov, antiguo general de los servicios secretos rusos, se enfrenta a un amplio movimiento opositor, que exige su destitución.

Más noticias de Política y Sociedad