Público
Público

Fumar aumenta en las mujeres el riesgo de ruptura de aneurismas

Reuters

Por Anthony J. Brown

Las mujeres que fuman soncuatro veces más propensas que las ex fumadoras y casi nueveveces más proclives que las no fumadoras a necesitar cirugíapor aneurisma aórtico abdominal o a sufrir la ruptura de unaneurisma, según demostró un nuevo estudio.

En cambio, la diabetes estuvo asociada con una disminucióndel riesgo de sufrir un aneurisma aórtico abdominal (AAA). Laterapia hormonal, actual o pasada, también estuvo relacionadacon una disminución del riesgo.

Un AAA ocurre cuando la pared de la aorta, que es laarteria más grande que transporta la sangre desde corazón alorganismo, se contrae o se debilita en el tramo abdominal.

El paso de la sangre por la arteria debilita la pared, quese puede hinchar hacia afuera y romperse.

La ruptura de un AAA es un problema extremadamente grave,que produce una hemorragia interna masiva fatal cuando no sepuede realizar una cirugía inmediata que repare la arteria.Unas 11.000 personas en Estados Unidos mueren súbitamente poraño por la ruptura de un AAA.

"Este es el estudio más grande sobre mujeres realizadohasta ahora para identificar asociaciones con AAA", dijo aReuters Health el autor principal, el doctor Frank A. Lederle,del VA Medical Center, en Minneapolis.

"Por lo tanto, es el primero que puede confirmar en lapoblación femenina la sorpresiva relación negativa entre un AAAy la diabetes que se describió por primera vez en hombres en elestudio VA ADAM", añadió el experto.

Para Lederle, los resultados plantean también "lainteresante cuestión de la protección que la terapia hormonalbrinda contra el AAA, lo que explicaría la baja tasa de AAA enmujeres comparadas con los hombres".

El nuevo estudio, publicado en BMJ Online First, incluyó a161.808 mujeres de entre 50 y 79 años, participantes del ensayoclínico llamado Women's Health Initiative. El seguimiento duróunos 7,8 años.

En general, 184 mujeres sufrieron la ruptura o lareparación de un AAA.

Las fumadoras tuvieron 4,19 y 8,73 veces más riesgo de AAA,respectivamente, que las ex fumadoras y las no fumadoras. Porcada 10 años más de edad, el riesgo aumentaba un 77 porciento.

En cambio, la diabetes estuvo asociada con un 71 por cientomenos riesgo de un AAA. Comparadas con las mujeres que nuncausaron terapia hormonal, su uso, actual o pasado, redujo un 52y 24 por ciento, respectivamente, el riesgo de AAA.

Lederle opinó que se necesitan más estudios para confirmarla relación negativa con el uso de hormonas. Pero destacó que"no se podría recomendar la terapia hormonal para prevenir unAAA".

El autor señaló que Women's Health Initiative "reveló quelos beneficios de la terapia hormonal no superan lascomplicaciones que produce".

"Lograr que las mujeres dejen de fumar es una prioridad desalud pública", afirmaron en un artículo editorial los doctoresJanet T. Powell, de Imperial College de Londres, y Paul E.Norman, de la University of Western Australia, en Fremantle.

"En Estados Unidos, se controla preventivamente a lasmujeres con antecedentes familiares de AAA, pero si laincidencia de este trastorno sigue aumentando en la poblaciónfemenina, debería considerarse extender ese control diagnósticoa las ex fumadoras o a las fumadoras", agregaron los expertos.

FUENTE: BMJ Online First, 15 de octubre del 2008

Más noticias de Política y Sociedad