Público
Público

La funcionaria española no ha sido identificada, dice Exteriores

Reuters

El cadáver de Pilar Juárez, la funcionaria española de la UE que presuntamente ha sido hallada muerta en Haití, no ha sido identificada aún, dijo el lunes el Ministerio de Exteriores tras lamentar la situación creada tras su supuesta identificación.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores lamenta profundamente la situación que hoy se ha producido con respecto a la supuesta identificación del cadáver de Pilar Juárez y que ha causado tanto dolor a su familia", dijo el lunes el ministerio en una nota de prensa.

El ministro, Miguel Ángel Moratinos, ha dado instrucciones para que se practique inmediatamente al cadáver encontrado las pertinentes pruebas de ADN solicitadas por la hermana de la funcionaria, dijo la nota.

Al mismo tiempo ha ordenado a las delegaciones diplomáticas de Haití, Santo Domingo y Miami que se intensifiquen las averiguaciones en los centros hospitalarios con el fin de localizar a Pilar Juárez.

Juárez, encargada de la cooperación europea en Haití, se encontraba supuestamente en una reunión en el edificio de la ONU de Puerto Príncipe, cuando ocurrió el devastador seísmo, según informaron diversos medios.

El viernes se supo que un matrimonio de españoles había sido hallado muerto al ser sorprendido por el terremoto que podría haber causado hasta 200.000 muertos.

El marido de Juárez, José Valverde, dijo sentirse en paz tras creerse que se había identificado el cuerpo de su esposa.

"Ahora tengo una paz, una gran solidaridad, ahora estoy pasando lo que viven miles de haitianos", dijo Valverde en unas declaraciones de audio publicadas en el diario El País el domingo.

Hasta el momento, 95 de las 111 personas que forman la colonia española en Haití han sido localizados, según confirmaron a Reuters fuentes de Exteriores, que agregaron que aún faltan "unos pocos" por localizar, ya que se estima que no todos se encontraban en el país.

En las calles de Puerto Príncipe, cientos de miles de personas siguen esperando con desesperación la llegada de ayuda, agua, comida y medicinas, hacinados en campamentos improvisados en calles cubiertas de escombros y cuerpos en descomposición.

Más noticias de Política y Sociedad