Público
Público

La fusión de CaixaBank y Cívica comportará un ajuste de 1.100 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los consejos de administración de CaixaBank y Banca Cívica han aprobado hoy su acuerdo de fusión, que se llevará a cabo sin ayudas públicas y que obligará a efectuar un ajuste de 1.100 millones de euros, aunque se estima que a partir de 2014 esta integración genere unos ahorros de 540 millones.

Con esta compra, CaixaBank, el banco a través del cual opera La Caixa, se convertirá en el primer grupo financiero de España, con unos activos de 342.000 millones, una capitalización bursátil superior a los 16.000 millones y cerca de 180.000 millones en depósitos, según informa la entidad en una nota de prensa.

La Caixa ha confirmado que la integración de Banca Cívica no requerirá de ayudas públicas ni tendrá ningún coste para el resto del sector financiero "gracias a las fortalezas financieras de CaixaBank y a la adecuada cobertura de los riesgos de Banca Cívica".

De hecho, CaixaBank tiene previsto devolver los 977 millones de financiación recibidos por Banca Cívica del FROB en el año siguiente al cierre del proceso de fusión, que culminará en el tercer trimestre de este año.

Este acuerdo de integración se ha ultimado en un fin de semana de intensas negociaciones y ha sido aprobado esta tarde por los consejos de administración de La Caixa y CaixaBank, así como de Banca Cívica y las cuatro entidades que la integran: Caxa Navarra, Caja Burgos, Cajasol y Caja Canarias.

Caixabank ofrecerá un canje de cinco acciones propias por ocho de Banca Cívica, lo que supone valorar la entidad en 977 millones de euros, a 1,97 euros por acción, un 11% menos que en su última cotización, el pasado viernes.

Este acuerdo está sujeto ahora a la aprobación de las respectivas asambleas y de las juntas generales de accionistas de ambas entidades.

Con esta integración, CaixaBank será líder del mercado financiero de cinco comunidades, concretamente en Cataluña, Andalucía, Navarra, Baleares y Canarias, gracias a que entre ambas entidades se produce una importante complementariedad de redes, especialmente en Canarias, Navarra, Burgos, Sevilla, Huelva, Cádiz y Guadalajara.

Desde el primer momento, según La Caixa, la integración de CaixaBank y Banca Cívica permitirá la obtención de sinergias, que alcanzarán los 540 millones de euros a partir de 2014, si bien los costes de reestructuración se estiman en 1.100 millones de euros netos de impuestos.

En el momento de la integración, además, se realizará un ajuste del valor de los activos de Banca Cívica por un importe cercano a los 3.400 millones netos que se registrará contra reservas, por lo que no impactará en los resultados y permitirá cumplir "muy ampliamente" las necesidades de provisiones de Banca Cívica por su exposición inmobiliaria.

El ratio de morosidad de CaixaBank tras la operación se situará en el 5,5%, mientras que la liquidez de la entidad resultante del proceso de fusión será de unos 24.000 millones, lo que permitirá afrontar los vencimientos de deuda mayorista en los próximos tres años.

CaixaBank, por otro lado, ha confirmado su intención de mantener el dividendo de 0,231 euros por acción para el año 2012 y su política trimestral de remuneración al accionista.

AZ Capital y Deloitte han actuado como asesores financieros de CaixaBank, en tanto que el banco de inversión UBS ha realizado la valoración de la operación.

Más noticias en Política y Sociedad