Público
Público

Galicia impulsa las rutas ornitológicas

Dieciocho hoteles cuentan con el sello amigo de las aves

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE

Además de su excelente gastronomía, sus hermosas playas y sus relajantes aguas termales, la península de O Grove, situada a la entrada de la Ría de Arousa, en las Rías Baixas gallegas, cuenta con una riqueza natural desconocida: las aves. Por eso, el Ayuntamiento de O Grove, la Fundación Biodiversidad y la Xunta de Galicia han lanzado el Proyecto Pío de promoción de la riqueza ornitológica de la zona en el sector de la hostelería, en colegios y en visitantes.

El concello de O Grove engloba diversos espacios naturales como el humedal de la Ensenada de O Vao, el complejo intermareal Umia O Grove, la Laguna de A Bodeira y el istmo de A Lanzada, y cuenta con figuras de protección como el de humedales Ramsar, Red Natura 2000, Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPAS).

Esta última concedida por la diversidad y cantidad de avifauna que visita el entorno, como pardela balear (Puffinus mauretanicus), paiño europeo (Hydrobates pelagicus), arao común (Uria aalge), havelda (Clangula hyemalis), zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis), negrón común (Melanitta nigra) o cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis).

La primera fase del proyecto ya en marcha pretende que los hosteleros conozcan las especies de aves que se pueden observar en la zona para que asesoren a los clientes sobre los mejores lugares para ver pájaros, explica Francisco Meis, técnico de medio ambiente del Ayuntamiento de O Grove.

Las primeras jornadas de formación se realizarán este mes y ya cuentan con 18 establecimientos adheridos al programa y que exhibirán en sus fachadas el sello Establecimiento amigo de los pájaros. "Hasta ahora la infraestructura hotelera estaba al margen del turismoornitológico y queremos unirlos", añade Meis.

Los establecimientos dispondrán de prismáticos de préstamo para los visitantes, y además se levantarán dos observatorios y se acondicionarán los tres que ya existen para un mejor avistamiento de aves, que hoy celebran su día internacional.

La otra parte del proyecto consiste en que los escolares de la zona conozcan mejor su entorno y para ello se impartirán charlas en los colegios y se realizarán salidas de campo y visitas didácticas, en las que reconocer, con los telescopios, las especies aprendidas en el aula.

El 90% de las aves que se pueden avistar en O Grove son invernantes, por lo que con este proyecto se pretende desestacionalizar la oferta de turismo tradicional de sol y playa estival. De hecho, en enero, la ZEPA acoge entre 13.000 a 16.000 aves acuáticas, entre las que destacan 19 especies de limícolas que hibernan en la zona y anátidas como la cerceta común (Anas crecca), ánade real o azulón (Anas platyrhynchos), pato rabilargo (Anas acuta) y pato cuchara (Anas clypeata).

 

Además de la diversidad de avifauna, en el Banco marino de Galicia, gran monte submarino localizado a unos 200 kilómetros al oeste de la costa gallega, se pueden observar diferentes cetáceos, como el delfín mular (Tursiops truncatus), el rorcual común (Balaenoptera physalus), el calderón común (Globicephala melas), el rorcual Sei (Balaenoptera borealis), el delfín listado (Stenella coeruleoalba), la tintorera o tiburón azul (Prionace glauca) y en algunas ocasiones orcas (Orcinus orca).

Más noticias de Política y Sociedad