Público
Público

Gallardón dice que se sintió ofendido y Losantos que defendía a las víctimas del 11-M

EFE

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha declarado hoy que la afirmación de Federico Jiménez Losantos de que a él le daban igual los 200 muertos del 11-M es "lo más grave, injurioso y ofensivo" que le han dicho nunca, mientras que el locutor ha afirmado que buscaba justicia para las víctimas.

Gallardón y Losantos han comparecido como acusador y acusado en el juicio por la querella que el regidor madrileño interpuso contra el segundo por un delito de injurias después de que dijera en la COPE que al alcalde de la capital le daban "igual" los 200 muertos y los 1.500 heridos en los atentados del 11-M "con tal de llegar al poder".

Losantos hizo estas declaraciones en su programa después de que Gallardón interviniera el 7 de junio de 2006 en un acto del diario ABC y, refiriéndose a la postura de su partido sobre los atentados, aconsejara al PP huir de los radicalismos y no insistir "en miradas hacia atrás".

En su declaración, el alcalde ha insistido en que las manifestaciones de Losantos le ofendieron profundamente y en que le pareció gravemente injurioso el hecho de que se le acusara de intentar tapar los atentados de Madrid, cuando él había visto morir a personas el 11 marzo de 2004 y había estado con los familiares de las víctimas en los tanatorios.

Anteriormente, el locutor había asegurado que su intención fue la de buscar justicia para las víctimas del 11-M y había añadido que Ruiz-Gallardón tenía la voluntad de "pasar página" y obviar toda la investigación respecto a los atentados.

A continuación han declarado los testigos que Losantos ha citado para su defensa, entre ellos el ex portavoz parlamentario del PP Eduardo Zaplana; el secretario general de este partido, Ángel Acebes; el eurodiputado "popular" Luis Herrero; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; y el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez.

De todos ellos, sólo Herrero y Ramírez -ambos colaboradores del programa de Losantos- han respaldado las tesis del locutor, ya que el primero ha dicho que las posturas de Ruiz-Gallardón y del PSOE en torno al 11-M iban en la misma dirección, mientras que el segundo ha sostenido que las declaraciones del acusado sobre el alcalde no se apartan "de las pautas habituales en general en la radio española".

Ninguno de los otros testigos ha respondido afirmativamente a la pregunta de si las declaraciones del alcalde eran contrarias a la línea política de su partido respecto de los atentados.

Así, Zaplana -que ha asegurado que el único objetivo de las iniciativas de su partido en torno al 11-M fue "esclarecer la verdad"- ha dicho, en respuesta a esa cuestión, que "las declaraciones de cada miembro del partido se pueden interpretar en el sentido que cada uno quiera".

En el mismo sentido se han pronunciado Acebes, Aguirre y el vicepresidente del gobierno regional de Madrid, Ignacio González, que preguntados por las declaraciones de Ruiz-Gallardón en el acto de ABC han asegurado que el alcalde se limitó a decir que "había que mirar al futuro" y que eso no iba en contra de la línea política del PP.

Al término de la sesión de hoy, Losantos no ha ocultado ante los periodistas su decepción por las manifestaciones de algunos de sus testigos, a los que ha acusado de hacer "un ejercicio de manipulación y de caradura total".

"Cuando un señor ha dicho lo que ha dicho durante dos años, ha asumido que lo ha dicho, le han contestado los de su partido por llevar la contraria a la línea de su partido y ahora resulta que él no dijo nada y que los otros no oyeron nada...", ha apostillado.

El juicio continuará el próximo 4 de junio, fecha en la que las partes expondrán sus informes finales.

Más noticias de Política y Sociedad