Público
Público
Únete a nosotros

Garzón declara hoy como imputado en el Supremo

La denuncia señala que el juez podría haber incurrido en un delito de prevaricación por investigar los delitos cometidos durante la Gerra Civil y el franquismo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha sido citado a declarar el miércoles a las 12.30 horas ante el instructor del Tribunal Supremo en relación con la querella interpuesta contra él por el sindicato Manos Limpias por su investigación sobre las desapariciones durante el franquismo, informaron fuentes del alto tribunal.

La querella admitida contra el magistrado, que declarará en calidad de imputado, señala que Garzón podría haber incurrido en un delito de prevaricación al admitir a trámite y realizar diligencias en la Audiencia Nacional sobre una denuncia realizada por familiares de desaparecidos tras la Guerra Civil. Esta querella no tiene el respaldo de la Fiscalía que informó a favor de archivarla si bien la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo acordó admitirla a trámite.

El auto dio a conocer el Supremo concluye que 'la investigación sumarial se centró en delitos para los que el juzgado reconoce carecer de competencia material, salvo por razón de su conexión con otro delito (el cometido contra altos cargos de la nación) del que se proclama competente, pero que ni está vigente ni investiga, y por el que se incoa el procedimiento, y en cuyo ámbito declara extinguidas unas responsabilidades penales por razón de fallecimientos, sucedidos notoriamente decenios antes de la incoación'.

Esta querella no tiene el respaldo de la Fiscalía que informó a favor de archivarla

Sin embargo, fuentes jurídicas destacaron que este argumento es 'perverso', porque para admitir una querella por prevaricación contra un juez debe hacerse un 'enjuiciamiento indiciario cautelar' y hallar argumentos que acrediten la decisión injusta. Además, insisten en que es imposible calificar de prevaricadoras resoluciones que fueron revisadas por la Sala de lo Penal de la Audiencia y que compartieron en mayor o menor medida cuatro de sus magistrados.

Garzón recurrió a finales de mayo la decisión del Supremo y negó haber prevaricado al declararse competente en el caso de las desapariciones durante la Guerra Civil.

El alto tribunal rechazó los argumentos de Garzón al considerar que no desvirtuaban su decisión de admitir la citada querella y recordó al magistrado que 'no se inicia un proceso porque se sea responsable de un delito, sino para poder determinar con garantías si se es o no responsable'.

La actuación de Garzón fue respaldada ayer por la Comisión Internacional de Juristas (CIJ), que desde Ginebra expresó su preocupación por la investigación abierta.

Según la CIJ, las investigaciones del juez Garzón 'de los crímenes contra la humanidad no equivalen a negligencia profesional que pudiera justificar acciones disciplinarias, mucho menos una persecución penal'.

La CIJ estima, además, que este intento de interferir en el procedimiento judicial 'es de particular preocupación, puesto que concierne una investigación por crímenes contra la humanidad, por los que España tiene el deber internacional de investigar y perseguir judicialmente'.

Más noticias en Política y Sociedad