Público
Público

Garzón niega al PP personarse en la causa en la que investiga la red de corrupción

El juez adopta esta decisión en un auto, contra el que no cabe recurso.El PP ya ha anunciado que recurrirá por ser "jurídicamente impresentable"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha rechazado la petición del PP de personarse en la causa en la que investiga una presunta trama de corrupción liderada por el empresario Francisco Correa -vinculado al Partido Popular hasta 2004-, lo que significa que no podrá recusar al magistrado .

Garzón adopta esta decisión en un auto, contra el que no cabe recurso, después de que los dirigentes del PP Soraya Sáenz de Santamaría y Federico Trillo le presentaran ayer dos escritos pidiendo, por un lado, su personación como acusación particular en el caso Gürtel por indefensión, y por otro planteando un incidente recusación por supuesta enemistad manifiesta del juez con el PP.

El PP ya ha anunciado que recurrirá 'inmediatamente' por ser 'jurídicamente impresentable' el auto del juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, en el que rechaza a los populares personarse en la investigación del llamado caso Gürtel sobre corrupción.

El portavoz de Justicia y Libertades Públicas del PP, Federico Trillo, ha señalado que el auto de Garzón, en respuesta a la solicitud de personación en el caso que le había presentado el Partido Popular, resulta también 'un despropósito jurídico', ya que niega que los populares sean 'perjudicados' en la investigación.

Trillo también ha destacado en alusión al auto, en el que Garzón ve 'serios' indicios contra aforados del PP, que 'es una barbaridad inaceptable' que anuncie 'imputados de futuro' en estos términos, 'como si fuera una amenaza'.

El recurso del PP ya no irá dirigido a Garzón, sino a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

La intención del PP era la de apartar a Garzón de la instrucción de esta causa en la que ya figuran 37 imputados, dos de ellos ex alcaldes de este partido en las localidades madrileñas de Boadilla del Monte y Majadahonda.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha dicho que todo apunta a que las responsabilidades están en el PP, y que 'agarrarse a un clavo ardiendo' no le va a servir para arreglar sus problemas.

'No creo que lanzar cortinas de humo ni sospechas sobre otros sirva para afrontar las responsabilidades propias, y en este caso todo apunta a que las responsabilidades están en el PP', ha dicho De la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros por la intención de los 'populares' de recusar a Garzón.

Tras calificar como una 'acción privada' la coincidencia del Garzón y el ministro de Justicia el pasado fin de semana en una cacería, De la Vega ha señalado que los hechos investigados conciernen únicamente al ámbito del PP, por lo que es el principal partido de la oposición el que debe aclarar las circunstancias y asumir sus responsabilidades.

'Agarrarse como a un clavo ardiendo a complots y conspiraciones no le va a servir -al PP- para arreglar sus problemas internos', ha sentenciado la vicepresidenta, tras lo que ha añadido que la transparencia es el mejor antídoto contra cualquier conspiración real o inventada.

Fernández de la Vega ha considerado que el PP ha optado por 'enrocarse' en lugar de colaborar con la Justicia, y -preguntada por el ánimo del ministro de Justicia- ha indicado que es el de trabajar y de absoluta normalidad'.

Ha insistido en que lo único que hay es una investigación sobre una trama de corrupción presuntamente vinculada al PP, abierta a raíz de la denuncia de algunos militantes de este partido.

El Gobierno -ha declarado- sigue los acontecimientos con 'verdadera y legítima preocupación por la gravedad de los hechos' y eso -a su juicio- es lo que debería hacer también el PP.

Más noticias en Política y Sociedad