Público
Público

Garzón recusa a Varela mientras se suceden marchas a su favor

Reuters

Baltasar Garzón recusó el sábado por parcialidad al magistrado del Tribunal Supremo Luciano Varela, quien instruye una causa en su contra por investigar los crímenes del franquismo, mientras en distintas ciudades españolas se celebraban concentraciones en apoyo al juez de la Audiencia Nacional.

Garzón en un escrito presentado ante el Tribunal Supremo y fechado el 23 de abril, recusa a Varela "por haber manifestado interés indirecto en el procedimiento y parcialidad en el mismo", según el escrito que el diario El País reproduce en su integridad.

previo a decidir si se abre juicio oral o se sobresee la causa - para que éstos pudiera ser admitidos.

"La intervención del excmo. instructor no sólo es material sino que es parcial, por vulnerar de forma clara y decisiva la imprescindible neutralidad e imparcialidad que debe presidir la labor de un instructor", dice la recusación.

Varela dio esta semana un plazo de 24 horas a Falange Española de las Jons y el sindicato derechista Manos Limpias para que subsanaran las irregularidades de sus textos. Transcurrido el plazo, Falange se cayó del proceso por no presentar las modificaciones a tiempo. La formación ha anunciado que va a recurrir su exclusión.

Falange y Manos Limpias eran junto a la organización Libertad e Identidad los tres querellantes contra Garzón, al que acusan de investigar los crímenes del franquismo a sabiendas de que no era competente para instruir el caso y conocer la prescripción de los delitos y el fallecimiento de víctimas y autores.

En el escrito de recusación contra Varela, el titular del juzgado de instrucción número cinco de la Audiencia Nacional alega que el juez del Supremo guió a los querellantes y que esto no está recogido en la normativa procesal y es "manifiestamente ajena a las nomas esenciales del procedimiento".

El juez denuncia que Varela incluso indicó a Manos Limpias qué páginas debían eliminar.

MANIFESTACIONES

Mientras, en una veintena de ciudades españolas celebraban manifestaciones contra la impunidad, en apoyo a las víctimas de la dictadura franquista y a favor del magistrado, entre ellas una en Madrid donde el director de cine Pedro Almodóvar será uno de los encargados de leer un manifiesto.

En Valencia, donde la marcha se celebró por la mañana, los manifestantes prometieron continuar apoyando a Garzón.

"Vamos a seguir, vamos a continuar, para apoyar a esta persona, para que siga con sus causas, para que siga investigando y vamos a apoyar a otros jueces para que sigan haciendo lo que él hace, no para que den carpetazo a esas causas" dijo Antonio García Pareja, uno de los organizadores, a periodistas, agregando que querían evitar que hubiera familiares viviendo en pueblos cuyo cementerio cuenta con "una fosa común llena de familiares enterrados".

El juez acusó al general Francisco Franco y a otros miembros de su Gobierno de la desaparición de miles de personas durante la Guerra Civil y la posguerra, en un proceso en el que autorizó la exhumación de fosas comunes, aunque luego se inhibió ante los tribunales provinciales para que estos decidieran.

El Ministerio Fiscal pidió el jueves al Supremo que no abriera el juicio oral contra Garzón, por considerar que las partes que le acusan no tienen legitimación procesal para ello.

La condena por prevaricación de los funcionarios públicos es de entre siete y diez años de cárcel, y de ser declarado culpable, Garzón podría ser expulsado de la carrera judicial. El Consejo General del Poder Judicial tiene pendiente decidir si suspende o no al conocido magistrado.

Garzón tiene abiertos en el Supremo otras dos causas: una por unas escuchas en el caso de corrupción Gürtel y otra por la posible relación entre un dinero que el juez habría recibido del Banco Santander durante su excedencia docente en Nueva York y el archivo de una causa posterior contra su presidente, Emilio Botín.

Más noticias de Política y Sociedad