Público
Público

La gasolina bate su récord histórico con el crudo más barato

El precio del petróleo ha caído un 21% tras los máximos de hace 30 meses pese a la subida del dólar respecto al euro

A. M. VÉLEZ

Se veía venir, pese a que muchos fundamentales del mercado (expresión muy del gusto de los economistas) no parecen justificarlo. El precio de la gasolina batió la semana pasada su récord, al pagarse a una media de 1,285 euros por litro, según la Comisión Europea. La cifra supera los 1,276 euros de la segunda semana de julio de 2008, cuando el litro de súper marco su máximo, con el crudo Brent (de referencia para Europa) a 144 dólares por barril, su precio más alto en la historia. Actualmente, el Brent no supera los cien dólares, aunque la depreciación del euro frente al billete verde perjudica al consumidor europeo (el dólar es la moneda de referencia en el negocio petrolero). Sin embargo, aun teniendo en cuenta el tipo de cambio, las cuentas no salen: el barril de Brent, pagado en euros, es hoy un 21% más barato que en julio de 2008. En dólares, la caída es del 35%.

Las subidas, que amenazan con incendiar la inflación (ya está en el 3%, con el PIB estancado), tampoco parecen deberse a tensiones entre oferta y demanda: ya van dos años de caídas del consumo de carburantes en España (al descenso previsto del 3% para 2010 se suma la caída del 5% en 2009) y no parece que la insuficiente capacidad de refino de España (sobra gasolina y falta diésel, el carburante más consumido) haya ido a peor.

El margen de las petroleras en España es un 25% mayor que en la UE

No obstante, hay que tener en cuenta el aumento de la presión fiscal del último año y medio, que influye (y mucho) en los precios. Un 52,2% de lo que paga el usuario por un litro de gasolina son impuestos (frente al 46% del gasóleo). En junio de 2009 entró en vigor una subida de los impuestos especiales de la gasolina y del gasóleo de 2,9 céntimos por litro; y en julio pasado, el IVA subió dos puntos, hasta el 18%. Aun así, España sigue siendo uno de los países de la UE que menos grava los carburantes.

El efecto impositivo es uno de los principales argumentos con los que la Asociación de Operadores Petrolíferos (AOP), patronal del sector, justifica la subida. AOP también sostiene que no hay relación directa entre los precios finales y la cotización del Brent, sino que lo que paga el usuario depende, en gran medida, de las cotizaciones internacionales de los combustibles, cuya evolución sí coincide con los precios finales. Las petroleras también cuestionan el sistema de recogida de datos de la Comisión Europea.

El asunto es polémico y enerva a los usuarios. La Unión de Consumidores de España (UCE) se quejó ayer del "abusivo" encarecimiento, para unos ciudadanos "ya de por sí esquilmados con los aumentos en el recibo de la luz, del gas, en el precio de los alimentos y en el transporte". Por su parte, el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, dijo que el nuevo récord "carece de justificación". En declaraciones a EP, exigió al Gobierno que fije un precio máximo de la gasolina, una medida que difícilmente aprobaría la Comisión Europea.

El diferencial a favor del sector es el mayor desde marzo de 2010

Tras marcar en 2009 los precios más bajos en un lustro (consecuencia del desplome del mercado petrolero que siguió a los récords de 2008), la gasolina se ha encarecido en el último año un 16% y el gasóleo, un 21,5%. El petróleo, por su parte, acumula un alza interanual (en dólares) del 25,8%, que en euros es mayor, del 32%. En un año, la divisa europea (muy castigada por la crisis de la deuda pública) se ha depreciado un 4,75% respecto al dólar.

El litro de diésel no alcanza aún el récord de julio de 2008 (1,329 euros por litro), pero está cerca: tras encarecerse otro 2% en una semana, cuesta 1,217 euros, su precio más alto desde agosto de 2008.

La CNC critica la "falta de competencia" del sector en España

La pregunta obvia es: ¿se están forrando indebidamente las petroleras? La respuesta varía mucho en función de a quién se pregunte. Hace unas semanas, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, negó que las empresas estén hinchando los precios, que atribuyó a la escalada del crudo en el último año y al efecto del tipo de cambio. También parece ir en esa línea la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que ultima la publicación de un informe (ver información adjunta) que viene a dar por buenos los argumentos del sector. Ayer, el regulador sectorial informó de la cuarta caída mensual consecutiva de los márgenes de las petroleras. En la gasolina, alcanza 12,69 céntimos de euro por litro, un 25% más que la media de los 15 principales países del euro. El saldoa favor de las petroleras españolas es el mayor desde marzo de 2010. En el gasóleo, el margen es de 12,46 céntimos, frente a los 10,81 céntimos de media europea.

Otras voces son más críticas. La más llamativa, la de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC). En 2009 publicó un informe no vinculante que arremetía contra la "falta de competencia" del sector y el excesivo poder de mercado de Repsol, Cepsa y BP, con márgenes "prácticamente en todo momento por encima de la media" de la UE. Sin embargo, desde entonces no ha impuesto ninguna multa por pactar precios.

Más noticias de Política y Sociedad