Público
Público

Gazprom y Naftogaz abren consultas para la reanudación de la negociaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las corporaciones rusa, Gazprom, y ucraniana, Naftogaz, abrieron hoy consultas para reanudar las negociaciones con el fin de atajar la crisis que ha estallado entre Moscú y Kiev por los suministros de gas.

"Tengo buenas noticias. Los directivos de Naftogaz y Gazprom hablan por teléfono para consensuar una declaración conjunta sobre la reanudación del pleno abastecimiento de gas a Ucrania", anunció hoy Yulia Timoshenko, primera ministra ucraniana, en rueda de prensa.

Timoshenko adelantó que "próximamente" se creará un grupo de trabajo que será el que se encargue de "solventar las radicales divergencias" entre ambas partes.

Además, la primera ministra insistió en que "Ucrania suministrará a la Unión Europea (UE) todo el gas bombeado por Rusia".

Timoshenko, que viajará hoy a Bruselas, subrayó que su Gobierno mantiene informada a la Comisión Europea sobre todos sus pasos en esta crisis.

El presidente, Víctor Yúschenko, envió hoy una carta a Timoshenko en la que le instó a reanudar "de inmediato" las conversaciones con Gazprom para la solución del nuevo episodio de la "guerra del gas" entre ambos países.

Naftogaz amenazó ayer con reducir el tránsito del gas ruso por su territorio con destino a Europa si la corporación Gazprom recortaba en otro 25 por ciento, los suministros de carburante a los consumidores ucranianos.

Pese a todo, Gazprom recortó en la tarde de ayer a la mitad los suministros de gas a Ucrania, poniendo de paso en el alero los envíos de ese carburante a Europa, que recibe del monopolio ruso un 40 por ciento de sus necesidades.

Gazprom no descartó la posibilidad de que se produzcan nuevos recortes, en caso de que la parte ucraniana no "regrese con urgencia a la mesa de negociaciones".

El monopolio ruso acusa a Kiev de no abonar los pagos del gas consumido sin contratar en los dos primeros meses del año (600 millones de dólares por 1.900 millones de metros cúbicos) y también de no formalizar los acuerdos de suministro para el resto del año.