Público
Público

Gélida acogida en Cannes para "La mujer sin cabeza" de Lucrecia Martel

EFE

"La mujer sin cabeza", de la argentina Lucrecia Martel, recibió hoy una gélida acogida, con abucheos incluidos, en su primera proyección en el Festival de Cannes, donde participa en la competición oficial.

Una mujer conduce por una carretera secundaria y atropella a alguien. Detiene el coche, pero no se baja y continúa su camino, dando paso a un aislamiento de los demás y a un remordimiento que, sin embargo, no la saca de su pasividad.

Esa es la historia del filme, narrado de forma lentísima por Martel, de la que se esperaba más en Cannes tras el éxito internacional de "La ciénaga", su ópera prima, y la buena acogida en el Festival de "La niña santa", que presentó en 2004.

Pero la falta de interés por el devenir de la protagonista (interpretada por María Onetto), su exasperante silencio injustificado y la lentitud con que se desarrolla la narración han dado como resultado una de las peores acogidas en Cannes en lo que va de esta edición.

A pesar de la crítica social que contiene -único punto de interés del filme-, el argumento principal no tiene la suficiente fuerza para enganchar al espectador en los temas secundarios que propone la directora.

Lo curioso es el diferente punto de vista que puede tener cada director.

En la presente edición de Cannes se pudo ver hace unos días la película turca "Uç Maymun" (Los tres monos), cuyo punto de partida era igualmente un atropello. Pero la dirección que tomó fue la de las familias y sus problemas.

Lucrecia Martel explora también esas relaciones familiares, pero lo hace como complemento a la historia principal y quizás tenía que haber hecho lo contrario.

Más noticias de Política y Sociedad