Público
Público

General Motor explica hoy a los países con fábricas de Opel su plan para la empresa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección de General Motors explicará hoy a los países europeos con fábricas de la compañía los planes de reestructuración de su filial europea Opel tras decidir no vender la empresa al consorcio encabezado por Magna.

Representantes de la multinacional estadounidense se reunirán en Bruselas con altos cargos de España, Alemania, Reino Unido, Bélgica y Polonia para presentarles sus proyectos y tratar de lograr su apoyo.

Por ahora, los únicos datos conocidos del plan de reestructuración que GM pondrá en marcha para relanzar Opel es que se recortarán alrededor de 10.000 puestos de trabajo en Europa.

El vicepresidente de GM, John Smith, se reunió ayer en Berlín con un alto cargo del Ministerio de Economía alemán, en lo que supone el primer contacto de alto nivel de la compañía con el Gobierno de Angela Merkel.

La propia Merkel, en su primera declaración de gobierno de la nueva legislatura, afirmó que GM deberá pagar con su propio dinero el coste principal del saneamiento del fabricante europeo de automóviles.

Merkel insistió también en que General Motors devuelva los 700 millones de euros empleados del crédito puente de 1.500 millones que le otorgó el Gobierno alemán, algo que la empresa dijo que hará antes de finales de este mes.

El consejero delegado de GM, Fritz Henderson, señaló también, durante una visita a la sede de Opel en Russelheim (Alemania), que la empresa inyectará nuevos fondos en su filial europea.

El ministro español de Industria, Miguel Sebastián, dijo ayer que estaba dispuesto a "escuchar" las propuestas de GM sobre el futuro de la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza), y confió en que su plan sea al menos tan bueno como el de Magna.

"Lo importante es ser prudentes y escuchar el nuevo plan", declaró Sebastián en Madrid.

Por su parte, la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, reiteró en Bruselas las advertencias acerca de que la CE controlará estrechamente que las posibles ayudas públicas de los países a Opel se otorguen de acuerdo a las normas comunitarias y sin condiciones "políticas" al mantenimiento de la producción.

Por España, asistirán a la reunión de Bruselas la secretaria general del Ministerio de Industria, Teresa Santero, y el consejero de Industria de Aragón, Arturo Aliaga.

Bélgica es uno de los países que mira con más aprensión la situación, ya que la fábrica de Opel en Amberes sigue amenazada de cierre bajo GM, igual que ocurría con el plan industrial de Magna.

Más noticias en Política y Sociedad