Público
Público
Únete a nosotros

Georgia acusa a Rusia de instigar un golpe de estado

Un grupo de militares se amotina en la base militar de Mukhrovani. Tiflis envía 30 carros blindados para que depongan las armas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Interior de Georgia,  Shota Utiashvili, acusó este martes a Moscú de promover un golpe de estado contra el presidente Mijail Saakashvili. En una comparecencia ante los medios, Utiashvili dijo que el Gobierno ha desbaratado un golpe militar en la base de Mukhrovani, en el momento en que las fuerzas de la OTAN tenían previsto comenzar unas operaciones militares que se alargarían toda la semana. 'Hemos llevado a cabo una investigación que nos lleva a la conclusión de que se estaba preparando un levantamiento militar'.

El ministro de Defensa Georgiano, David Sujarulidze, explicó por su parte que se ha creado 'un gabinete de crisis y en lugar se encuentran altos representantes de los ministerios del Interior y Defensa que tratan de persuadir a los militares que pongan término al motín'.

'Según datos del ministerio, los organizadores del golpe de Estado son ex altos cargos del ministerio de Defensa que estaban vinculados con los servicios secretos de Rusia', añadió Utiashvili, quien explicó que tenían pruebas de que algunas personas en Georgia están recibiendo dinero de Moscú para derrocar a Saakashvili.

No se ha hecho esperar la respuesta de Tiflis, que ha enviado un batallón de 30 carros blindados a la zona para convencer a los amotinados que depongan las armas, según informa la agencia Reuters. Oficiales del Ejército georgiano habrían cortado el acceso a la prensa a las inmediaciones de la base militar según la agencia. 

De confirmarse la versión de Tiflis, este es otro episodio de tensión entre Rusia y Georgia, tras el conflicto del Cáucaso que enfrentó a los dos países durante el verano de 2008 por el control de la región independentista de Osetia.

Saakashvili compareció ante los medios de comunicación tras conocerse las primeras informaciones del motín y dijo tener constancia de que 'la amenaza era muy grave pero se encuentra controlada'.

El presidente georgiano también exigió a Rusia que cese en sus 'intimidaciones'.

Más noticias en Política y Sociedad