Público
Público

Giffords continúa en "progreso" pese a su situación "crítica", dicen los doctores

EFE

El estado de salud de la congresista Gabrielle Giffords, tiroteada el pasado sábado en la cabeza en Tucson, continúa "mostrando progresos" a pesar de permanecer aún en situación "crítica", informaron hoy los doctores.

"No podríamos esperar nada mejor dada la gravedad de su lesión", informó hoy el doctor Michael Lemole, jefe de neurocirugía del Centro Médico de la Universidad de Arizona.

"Ella está comenzando a desarrollar una secuencia más compleja de actividades", agregó en el parte médico diario desde el centro donde está hospitalizada Giffords.

Los médicos han anunciado que podrían quitar en breve el tubo de respiración artificial a la congresista, de 40 años.

Lemole estuvo acompañado por el director de emergencia del hospital, Peter Rhee, quien reveló que hoy fue dado de alta Ron Barber, director de distrito de Giffords, también herido durante el atentado.

Por tanto, sólo permanecen hospitalizados, además de la congresista en estado "crítico", tres pacientes cuya situación está controlada.

Rhee anunció también que las próximas informaciones sobre el estado de salud de Giffords serán comunicadas a través de la oficina de relaciones exteriores del hospital.

Giffords fue víctima de un tiroteo el pasado sábado durante un acto público en Tucson, en el que seis personas murieron y otras catorce quedaron heridas.

La congresista es considerada, según la Policía, el objetivo principal del ataque.

Giffords ha mostrado un evolución "milagrosa", a juicio de los doctores, dada la gravedad de las heridas.

Desde el viaje del presidente de EE.UU., Barack Obama, a Tucson el pasado jueves para acudir a una ceremonia de homenaje a las víctimas, Giffords ha "abierto los ojos" y movido "ambas piernas".

Más noticias de Política y Sociedad