Público
Público

Gillani es elegido primer ministro de Pakistán y exige la liberación de los jueces arrestados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento paquistaní eligió hoy al candidato del Partido Popular de Pakistán (PPP), Yousuf Raza Gillani, como nuevo primer ministro, quien en su primera intervención exigió "la inmediata liberación de los jueces del Tribunal Supremo arrestados".

Gillani hizo una breve intervención en la que destacó que se protegerán todas las instituciones, "incluida la judicatura", en alusión a los magistrados destituidos por el presidente Pervez Musharraf tras la declaración del estado de excepción, el pasado mes de noviembre.

Tras las palabras de Gillani, cientos de manifestantes rompieron el cordón policial y accedieron a la residencia en Islamabad del ex presidente del Tribunal Supremo, Iftikhar Chaudry, detenido y privado de todo contacto con el exterior desde noviembre.

La policía que rodea la vivienda no impidió el acceso de los partidarios del juez, que salió a recibirlos al balcón acompañado de su familia y su abogado, Aitzaz Ahsan, aunque Chaudhry continúa bajo custodia.

El dirigente de la formación de la fallecida Benazir Bhutto, vencedora en las elecciones de febrero, obtuvo 264 de los 328 votos emitidos.

Gillani recibió el apoyo, entre otros, de la Liga Musulmana-N del ex primer ministro Nawaz Sharif y del Partido Nacionalista Awami, formaciones que han acordado formar Gobierno con el PPP.

De esta manera, el candidato "popular" se impuso claramente al aspirante de la oposición, el diputado de la Liga Musulmana-Q que apoya a Musharraf, Chaudhry Pervaiz Elahi, quien obtuvo únicamente 42

Tan sólo el Parlamento puede, con dos tercios de los diputados de la cámara, levantar la orden de arresto que pesa sobre los jueces y restituirlos en su cargo.

Esto pondría en aprietos a Musharraf, ya que Chaudhry llevaba un caso sobre la validez de su reelección presidencial, aunque el actual Supremo lo cerró recientemente.

En su intervención, Gillani también apuntó que "el sacrificio de Benazir ha posibilitado la restauración de la democracia".

Gillani anunció también que el Parlamento aprobará una resolución para pedir a la ONU que investigue el asesinato de la ex primera ministra, que falleció en un atentado el pasado 27 de diciembre en Rawalpindi.

El PPP ya había pedido con insistencia esta investigación tras la muerte de Bhutto, aunque Musharraf la descartó y varias potencias occidentales consideraron difícil abrirla al no haber un segundo país implicado.

En su intervención parlamentaria, el candidato perdedor, Elahi, señaló entre constantes abucheos que su formación "no va a crear problemas a las instituciones" y añadió que espera "que el nuevo Gobierno complete su legislatura".

El vicepresidente del PPP, Amin Fahim, quien durante un mes había sonado como el principal favorito para el puesto y que ha mostrado su disgusto con el proceso de elección de candidato en el seno de su partido, salió en defensa del candidato de la formación que apoya a Musharraf.

"Ningún líder político debe ser insultado", dijo Fahim, citado por la agencia estatal APP.

Varios líderes de la formación han sugerido que, en lugar de Fahim, el viudo de Bhutto, Asif Alí Zardari, prefería en el cargo a un miembro del partido que estuviera dispuesto, más adelante, a cederle el sillón de primer ministro.

Zardari no puede acceder inmediatamente a la jefatura de Gobierno al no tener escaño, algo que subsanaría participando en unas "by-elections", en virtud de las cuales un diputado de su partido renunciaría a su escaño y se celebrarían elecciones en su circunscripción para que Zardari pudiera presentarse.

Gillani tomará mañana posesión de su cargo en una ceremonia que será presidida por Musharraf.