Público
Público
Únete a nosotros

El Gobierno anunciará "en los próximos días" recortes "muy severos"

Los ministros de Exteriores y Economía aseguran que, para cumplir con el déficit, el Ejecutivo tendrá que hacer "esfuerzos adicionales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Como si trataran de abonar el terreno ante la inminente llegada de unos nuevos recortes que ya nadie en el Gobierno se atreve a negar, varios miembros del Ejecutivo han insistido este martes, aunque de manera más explícita, en el mensaje que transmitió ayer su jefe de filas, Mariano Rajoy, cuando dijo que había que 'pisar el acelerador' con las reformas. El último en pronunciarse en estos términos ha sido el titular de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, que ha dicho en Berlín que el Gobierno presentará 'en los próximos días' un 'paquete de restricciones presupuestarias muy severo', según informa la agencia Europa Press.

Por la mañana, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, recalcó el rotundo compromiso del Gobierno con el objetivo de déficit público para lo que, ha dicho, se harán 'esfuerzos adicionales' en 'distintos componentes de la administración' que se conocerán 'en las próximas semanas'. En un desayuno informativo organizado por Europa Press, el ministro ha reiterado así el mensaje lanzado ayer por el presidente del ejecutivo, Mariano Rajoy, que el lunes señaló la necesidad de 'acelerar' en materia reformista.

Sin embargo, y sin salirse de la estrategia del Gobierno, el titular de Economía no ha querido responder al ser preguntado por ajustes recomendados por organismos internacionales como una eventual subida del IVA, recorte de sueldo a los funcionarios o eliminación de ayuda de vivienda. De Guindos tan solo ha hecho hincapié en que el Gobierno 'garantizará que el proceso de consolidación fiscal sigue al ritmo adecuado' para acabar el año con un déficit del 5,3 % del PIB y tomará para ello las medidas que sean 'absolutamente imprescindibles'. Hasta el momento, España ha anunciado un ajuste del déficit público de unos 48.500 millones de euros, divididos en 27.300 millones por el Estado, 18.00 millones de las Comunidades Autónomas y 3.060 millones de las Entidades Locales

Durante su intervención, De Guindos también ha dejado claro que el Ejecutivo 'vigilará estrictamente' a todos los niveles de la administración porque 'no va a permitir' que se vuelva a generar una 'bolsa' de deudas en las cuentas autonómicas y municipales como el que ha obligado a adoptar el plan de pago a proveedores. Con un valor de 30.000 millones de euros, este plan constituye 'un esfuerzo brutal' y 'la operación financiera más compleja' de la historia financiera española, ha recalcado, por lo que las administraciones no podrán volver a generar 'un daño tan importante'.

De Guindos ha considerado 'muy prudente' la previsión del Gobierno de que en el conjunto del año la economía retrocederá un 1,7 %, y ha dejado claro que tienen una 'hoja de ruta' para salir de la actual situación.  Para el ministro, la economía española 'sigue sujeta a una serie de trabas que dificultan su crecimiento', por lo que hay 'oportunidades de avanzar en su flexibilización'.

El ministro de Economía ha prometido que la ayuda europea llegará 'de forma muy rápida, en semanas' a las entidades en manos del Estado, como Bankia, CatalunyaCaixa, NovaGalicia o Banco de Valencia. El ministro ha explicado que el grueso de las necesidades de capital de la banca española está en esas cuatro entidades, y, por eso, en cuanto se cierren las condiciones del préstamo con la Comisión Europea y se hayan determinado las cantidades exactas, podrán verse las primeras inyecciones de capital. Para el resto de entidades que puedan necesitar apoyo público, los fondos podrían llegar más adelante, ha dado a entender el ministro.

De Guindos ha recalcado que el proceso de negociación con la Comisión Europea está 'bastante avanzado', de manera que el llamado memorando de entendimiento estará listo para el Eurogrupo del día 9 y el proceso avanzará 'con rapidez'. Ha opinado que en este proceso estará ya listo el fondo permanente de rescate (ESM), lo que implicará que sus fondos no tengan prioridad sobre el resto de la deuda, según los acuerdos del pasado Consejo Europeo, así como que la inyección de capital sea directa a los bancos, no al Estado.

Tras comentarios de Finlandia y Holanda que mostraban su intención de impedir la compra de deuda de países periféricos por el fondo de rescate europeo, el titular español de Economía, Luis de Guindos, dijo  que los acuerdos se habían tomado 'por unanimidad' en el Consejo Europeo y que en su opinión no existe capacidad de bloqueo.

 

Más noticias en Política y Sociedad