Público
Público

El Gobierno asegura que ha cruzado nombres con el PSOE para RTVE

Los socialistas ni confirman ni desmienten el contenido de las conversaciones que mantienen en privado con el Ejecutivo. Aseguran que Rajoy quiere una televisión "al servicio" del Partido Popular

ELENA HERRERA

La elección del presidente de RTVE, un cargo que hasta el golpe de timón que dio el Gobierno el pasado viernes debía aprobarse, al menos, con el acuerdo de los dos principales partidos, sigue enfrentando a conservadores y socialistas.

En un bucle del que no se vislumbra el final, las acusaciones de bloqueo por parte de los primeros son contestadas por los segundos con reproches sobre la estrechez de miras que, a juicio del PSOE, tiene el PP a la hora de llegar a acuerdos. Lo cierto es que, además de esta vacante, también está pendiente la renovación de otros órganos del Estado como el Tribunal Constitucional o el Defensor del Pueblo.

Este martes, fuentes cercanas al presidente Mariano Rajoy han asegurado que el Gobierno ha puesto sobre la mesa "varios" candidatos para este puesto y que todos estos han sido rechazados por el PSOE. "Hay nombres y se puede demostrar", han aseverado, si bien no han precisado cuáles. Aunque las acusaciones de bloqueo han sido repetidas en los últimos días por no pocos dirigentes conservadores, el Gobierno asegura seguir dispuesto a negociar, aunque no se marca una fecha límite. "La intención es renovar cuanto antes", afirman en el Ejecutivo. Y advierten de que, con la aprobación del decreto ley que modifica la fórmula de consenso para elegir al presidente, podrían instar "ya" a la Cámara a que inicie el proceso de renovación en el ente público.

Fuentes del PSOE ni confirman ni desmienten que el Gobierno les haya propuesto nombres para la dirección de RTVE, pero admiten que, en cualquier caso, esta propuesta habría tenido lugar en una "negociación privada" de la que no están dispuestos a dar detalles. En el entorno del secretario general de los socialistas censuran que el PP pretenda ahora tener una televisión pública "al servicio del partido" como, dicen, ya tenían bajo la administración de José María Aznar.

Aunque en el PSOE aseguran mantener su voluntad de diálogo, fuentes del partido de Rubalcaba afirman que "negociar no es que te pongan un nombre y decir que sí". Además, reconocen que el decreto ley que modifica la fórmula de consenso para renovar la dirección de la corporación puede dificultar posibles acuerdos.

Más noticias de Política y Sociedad