Público
Público

El Gobierno calcula más paro hasta el 2013 y empeora sus previsiones del PIB

EFE

El Gobierno calcula ahora mayores tasas de desempleo de las que antes preveía hasta 2013 y ha revisado a la baja todas las previsiones de crecimiento de los tres próximos años, mientras mantiene que la caída de este ejercicio se quedará en el 0,3%.

El ajuste fiscal al que el Ejecutivo se ha visto obligado este año y los siguientes para acelerar la reducción del déficit público ha provocado importantes cambios en el cuadro macroeconómico, con revisiones a la baja en la mayoría de los componentes de la economía en el periodo 2010-2013.

Una economía para la que se espera mucho menor avance en los próximos tres años: el 1,3% en 2011, como ya había adelantado el Gobierno la semana pasada (cinco décimas menos), el 2,5% en 2012 (frente al 2,9% de la estimación anterior) y del 2,7% en 2013, cuatro décimas por debajo de lo antes calculado.

El Gobierno cree ahora que la tasa de paro será este año del 19,4%, cuatro décimas por encima de su última previsión, y que en el próximo se situará en una media del 18,9%, cinco décimas más de lo que antes había calculado.

Para 2012 el Gobierno espera que el paro baje considerablemente, hasta el 17,5%, aunque esta estimación también es peor que la anterior (17%) y en 2013 que el desempleo se reducirá al 16,2% de la población activa -siete décimas por encima de su anterior previsión-.

Los augurios también empeoran en lo que a empleo se refiere y sólo se mantiene la previsión de este año, para el que se espera un retroceso del 2%.

Mientras que para 2011 se espera una menor creación de puestos de trabajo, al estimar un aumento del empleo del 0,3% frente al 0,6% anterior.

En 2012, se estima un aumento del empleo del 1,7%, una décima menos que lo antes calculado, y un año después se espera un avance del 1,8%, frente al 2,2% previsto con anterioridad.

El ajuste fiscal también empeora las previsiones de consumo e inversión.

De esta forma, el Gobierno cree que la inversión caerá este año el 7,2% -un retroceso siete décimas mayor que en su estimación anterior- y bajará el 1,3% en 2011, cuando antes preveía que creciera el 0,3%.

Para 2012 se espera ya un aumento de la inversión, del 4%, en línea con el 4,2% que antes preveía, y en 2013 el Gobierno apunta a un avance del 5,4%, cinco décimas menor.

En cuanto al consumo privado, el Ejecutivo sólo mejora su cálculo de este año, cuando espera que crezca el 0,3% -frente a la caída del 0,1% que antes estimaba-, aunque empeora la previsión para 2011, ya que cree que sólo aumentará el 1,8%, frente a la subida del 2,5% que antes cifraba.

En 2012 se espera que el gasto de los hogares avance el 2,3%, un punto menos del cálculo anterior, y para 2013 se prevé que crezca sólo una décima más, el 2,4%, frente al 3,3% que figuraba en el cuadro macroeconómico anterior.

Lo único que mejora es la aportación que va a tener el sector exterior al crecimiento: se mantiene los 1,1 puntos para este año y aumentan los tres siguientes.

Así, en 2011 se espera que el sector exterior aporte nueve décimas al crecimiento -cinco más de lo que pensaba antes-, cuatro décimas en 2012 (una más) y tres décimas en 2013 (dos más que lo previamente estimado).

Más noticias de Política y Sociedad