Público
Público

El Gobierno defiende a la Reina tras la polémica por el libro

Reuters

El Gobierno defendió el viernes con rotundidad el papel de los Reyes de España, y en especial de la Reina, tras la polémica provocada por la publicación de un libro en el que se incluyen unas declaraciones de doña Sofía sobre algunas cuestiones sociales que ella posteriormente desmintió.

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero destacó "el ejemplar modo en el que los Reyes de España cumplen su función constitucional".

"La Reina la cumple de manera ejemplar, con dedicación, entrega, y desde mi punto de vista, haciendo y dando una imagen muy positiva de España", manifestó desde El Salvador, donde asistió con los Reyes a la Cumbre Iberoamericana.

Zapatero aseguró que la monarquía "es una institución extraordinariamente valorada y apreciada por los españoles y también de manera muy singular lo es la Reina", y agregó que "el tema no da más de sí".

Previamente, tras el Consejo de Ministros del viernes, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, declaró que la Reina ejerce las funciones atribuidas a su cargo de forma "intachable".

"La Reina de España es respetada y querida dentro y fuera de nuestras fronteras y lo es, entre otras cosas, porque a lo largo de estos últimos 30 años, ha desempeñado su tarea de manera impecable. Eso es lo sustancialmente relevante y lo que el Gobierno tiene que decir", agregó.

Cuando los periodistas preguntaron a la vicepresidenta sobre el derecho constitucional a la libertad de expresión y si la soberana, que el domingo cumple 70 años, podía utilizarlo, contestó: "No tengo nada más que decir".

OPINIONES CONSERVADORAS

La periodista Pilar Urbano, en su obra 'La Reina muy de cerca', le atribuye unas opiniones en las que se muestra contraria al aborto, a favor de la enseñanza de la religión y considera que la palabra matrimonio no se debiera aplicar a las uniones de parejas homosexuales.

La Casa Real emitió un comunicado el jueves por la noche indicando que el libro recoge opiniones que "no corresponden con exactitud" al pensamiento de la reina Sofía y que en todo caso esas afirmaciones se realizaron en el ámbito privado.

La publicación del libro ha provocado una cascada de reacciones y críticas por el hecho de que un miembro de la familia real opine sobre temas espinosos y la idoneidad de ello.

"El principio de neutralidad debe mantenerlo toda la Familia Real. Son como la bandera, a la bandera la vemos cumplir con su papel en los actos oficiales, pero no hacer declaraciones", dijo Esteban González Pons, vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, en una entrevista en Telemadrid.

El PSOE avisó a sus diputados mediante un SMS que la postura del partido era no opinar sobre las declaraciones de la Reina, mientras portavoces de IU, ICV, ERC o PNV criticaron las declaraciones, según El País.

Ayer, la Confederación Española de Lesbianas, Gays Bisexuales y Transexuales (COLEGAS) emitió un comunicado diciendo que respetaban, aunque no compartían, la opinión de la Reina.

Urbano, ha reiterado que la Casa del Rey había leído el texto, basado en entrevistas no grabadas con ella, antes de que fuera enviado a la imprenta.

Más noticias de Política y Sociedad