Público
Público

El Gobierno eleva la previsión del paro en 2011 y rebaja el crecimiento

Mantiene la previsión de crecimiento del PIB para 2011 en el 1,3% pero rebaja dos décimas la estimación de 2012 hasta el 2,3%

PÚBLICO.ES

La coyuntura económica ha obligado al Gobierno a revisar las cuentas correspondientes a 2011. El paro se situará, según los nuevos cálculos, en el 19,8%, cinco décimas por encima de lo estimado previamente. Ya en 2012 se producirá un descenso del desempleo, pero poco significativo: quedará en el 18,5%, un punto por encima del 17,5% de la anterior previsión.

Con todo, "la previsión del Gobierno es que no se va a llegar a los cinco millones de desempleados este año", ha subrayado la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, que ha descartado alcanzar esta cifra en ejercicios posteriores. "La tasa de paro tocará un máximo en este primer trimestre", ha dicho.

"La reducción de la tasa de paro va a ser progresiva", ha agregado Salgado, quien ha asegurado que el Gobierno hará "todo lo que esté en nuestra mano para mejorar los datos".

Las nuevas cifras dibujan un escenario macroeconómico sombrío para los próximos años. La recuperación del empleo será mucho más lenta de lo previsto lastrada por un peor comportamiento del crecimiento: la economía española crecerá un 1,3% en 2011. Es el mismo porcentaje de lo calculado con anterioridad, si bien se sitúan dos décimas por debajo de la estimación de 2012, situada hasta ahora en el 2,3%. En 2013 se calculaba que el crecimiento fuera del 2,7%. Ahora se confía en alcanzar el 2,4%.

"Los tipos de interés esperados son más elevados y los precios de las materias primas más altos"Salgado ha atribuido la revisión del crecimiento "a que los tipos de interés esperados son más elevados y los precios de las materias primas más altos".

A pesar del mantenimiento del crecimiento previsto para este año, el Gobierno tiene peores perspectivas sobre la evolución del consumo final, que crecerá el 0,4% en lugar del 0,9%, aunque espera que la inversión caiga algo menos de lo previsto, el 1,3 % en lugar del 1,5 %.

Los indicadores conocidos en lo que va de año apuntan, ha reconocido la ministra, a que el consumo va a crecer menos de lo esperado por la "importante" caída de la tasa de ahorro ya en 2010.

De esta forma, la aportación de la demanda nacional al Producto Interior Bruto (PIB) será nula en lugar del 0,4 % previamente calculado.

Por el contrario, el Gobierno se espera que la aportación del sector exterior al crecimiento económico sea superior y se pasará del 0,9 % al 1,3 %. Las exportaciones deberían actuar de estimulo, al crecer el 8,3 % en lugar del 6,4% previsto.

En este baile de cifras, Salgado se ha mostrado rotunda a la hora de de defender los objetivos de reducción del déficit público. Simplemente no es una cuestión negociable: "permanecen inalterados" y su cumplimiento es "prioritario" e "irrenunciable".

Más noticias de Política y Sociedad