Público
Público

El Gobierno libanés anula las decisiones contra Hizbulá, detonante de la última crisis

EFE

El Gobierno libanés anuló hoy las decisiones tomadas contra Hizbulá, consideradas por este grupo chií como una "declaración de guerra", y detonante de los combates entre partidarios de la oposición y de la mayoría parlamentaria que en seis días dejaron 65 muertos y 200 heridos.

"El gabinete aceptó una propuesta del jefe del ejército y anuló dichas decisiones para facilitar las negociaciones de la comisión de la Liga árabe y para preservar la unidad nacional y la seguridad de los ciudadanos", afirmó ante la prensa el ministro de Información Ghazi Aridi.

El 6 de mayo el Gobierno decidió eliminar, por ilegal, la red de telecomunicaciones instalada por Hizbulá y destituir al jefe de la seguridad del aeropuerto, Wafic Chucair, cercano al grupo islamista chií, por presuntamente hacer la vista gorda a lo que estaba ocurriendo.

Aridi precisó que la medida tomada por el Ejecutivo no constituía, en ningún caso, un signo de debilidad, sino que era una decisión sabia encaminada a eliminar las tensiones que reinaban en el país.

"No hay vencedores ya que ambos campos perdieron tras las hostilidades que afectaron la paz civil, la seguridad, la estabilidad y la economía del Líbano", agregó.

También dijo que la decisión del gobierno hará posible la vuelta a la normalidad y abriría la vía al diálogo nacional para que ambas partes discutieran los problemas importantes a nivel nacional.

Finalmente, exhortó a los libaneses a ser conscientes y darse cuenta de que todos eran responsables de la seguridad del país.

La decisión del gobierno libanés coincide con una visita Líbano de una comisión de la Liga Árabe para tratar de encontrar una salida a la crisis que sacude Líbano desde más de una semana.

Más noticias de Política y Sociedad