Público
Público

El Gobierno Obama ha renunciado a la palabra "guerra" aplicada al terrorismo

EFE

El Gobierno de Barack Obama ha renunciado a la expresión "guerra global antiterrorista" porque no describe propiamente la naturaleza de la amenaza terrorista, según la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano.

"Una de las razones por las que no se utiliza esa nomenclatura es que la palabra "guerra" se refiere a conflictos entre Estados y el terrorismo no se deriva necesariamente de ese tipo de relaciones", afirma Napolitano en declaraciones al diario "Financial Times".

Según Napolitano, la opinión más arraigada en la actual administración norteamericana es la de que "no deberíamos vivir aterrorizados sino que deberíamos hablar en términos de preparación y capacidad de respuesta y rápida recuperación" frente a eventuales ataques terroristas.

Los comentarios de la secretaria de Seguridad Interior es la admisión más clara y directa de un político del nuevo Gobierno norteamericano de un cambio de terminología.

El pasado marzo, la Casa Blanca negó las informaciones según las cuales estaba circulando un memorándum interno en el que se prohibía el uso de las palabras "guerra antiterrorista".

El propio presidente Obama ha evitado en cualquier caso cuidadosamente el uso de esa expresión, que muchos funcionarios norteamericanos consideran legalmente problemática y políticamente contraproducente.

Napolitano, que llegó el lunes a Londres, dijo que confiaba en aprender de sus interlocutores británicos y de otros cómo minimizar el riesgo y mejorar la capacidad de respuesta pública a los ataques terroristas.

Napolitano calificó de exageradas las recientes advertencias del vicepresidente norteamericano Dick Cheney en el sentido de que cerrar la base norteamericana de Guantánamo aumentaría el riesgo de atentado terrorista contra Estados Unidos.

Al mismo tiempo, reconoció que el Gobierno tiene que hacer más para persuadir al Congreso de que hay que acoger a los presos de Guantánamo en suelo norteamericano.

"Lo que el Congreso necesita y reclama es un plan más detallado sobre qué va a pasar con los reclusos", dijo la ex gobernadora de Arizona.

Más noticias de Política y Sociedad