Público
Público

El Gobierno ofrece concesiones sobre medidas antiterroristas para ganar votos

EFE

El Gobierno del primer ministro británico, el laborista Gordon Brown, negocia con los diputados rebeldes de su formación que se oponen a la polémica ampliación del periodo de detención sin cargos de sospechosos de terrorismo, antes de la importante votación de hoy en la Cámara de los Comunes.

El Gobierno quiere ampliar de los 28 días actuales a los 42 la detención sin cargos, pero la propuesta ha recibido fuertes críticas de varios diputados laboristas, de los principales partidos de la oposición y de las organizaciones humanitarias.

Como concesión a los rebeldes laboristas, la Administración de Brown está dispuesta a indemnizar a los sospechosos de terrorismo que permanezcan detenidos más allá de los 28 días, según la BBC.

Así, el sospechoso recibirá una indemnización -siempre que al final no se presenten cargos- de unas 3.000 libras (unos 3.750 euros) por cada día adicional de detención (entre esos 28 días y hasta los 42), añadió la cadena británica.

El viceministro británico de Interior, Tony McNulty, ha admitido que la votación de esta noche se presenta "muy apretada".

Ante las dificultades que afronta Brown para conseguir que su plan prospere en los Comunes, el Gobierno -que tiene una mayoría de 66 escaños- se vería obligado a contar con el apoyo de los nueve diputados del Partido Democrático Unionista del Ulster (DUP) ya que hay entre treinta y cuarenta laboristas que se muestran a favor de rechazar la extensión del arresto sin cargos.

El líder del Partido Liberal Demócrata (tercera formación del país), Nick Clegg, que rechaza la extensión, ha pedido al DUP que vote en contra de la propuesta del Gobierno.

"El DUP -añadió- tiene buenos antecedentes de defender las libertades civiles, especialmente el resistirse al internamiento (detención sin juicio), y yo espero que sus diputados recuerden esta tradición cuando voten sobre las propuestas del Gobierno".

Según la Policía británica, los agentes estuvieron a punto de quedarse sin tiempo para investigar a los sospechosos de planear unos atentados terroristas contra aviones comerciales en pleno vuelo (agosto de 2006) con explosivos camuflados en botellas de refrescos.

Sin embargo, el grupo defensor de los derechos civiles "Liberty" asegura que las pruebas reunidas para acusar a dos sospechosos de ese complot se obtuvieron en un periodo de entre cuatro y doce días.

"Parece que los ministros o la Policía han exagerado los documentos sobre la extensión", dijo la directora de "Liberty", Shami Chakrabarti, en clara referencia a los textos redactados para justificar la necesidad de ampliar la detención sin cargos.

En caso de que toda la oposición vote hoy en contra, será necesario que 34 diputados laboristas lo hagan también en contra para que las propuestas no prosperen, 43 si los nueve parlamentarios del DUP se abstienen y 52 si los del DUP votan con el Gobierno.

Ante la polémica que esta medida ha generado en el Reino Unido, el jefe de los servicios secretos MI5, Jonathan Evans, se vio obligado ayer a dejar claro que no tomó una posición al respecto, después de que la prensa señalase que esos servicios se oponen a la ampliación del periodo de arresto sin cargos.

Además, organizaciones humanitarias como Human Rights Watch y Amnistía Internacional (AI) han manifestado también el rechazo por considerar que el plan viola el derecho a la libertad.

Más noticias de Política y Sociedad