Público
Público

El Gobierno quiere seguir bajando el déficit hasta el 2,1% en 2014

Economía baraja que el gasto publico crezca siempre por debajo de la economía

P. G.

La rebaja del déficit público no se queda en el 3% del PIB en 2013 comprometido con las autoridades y los socios de la Unión Europea. El objetivo final es llegar a la estabilidad presupuestaria, esto es, eliminar los números rojos de las cuentas públicas. Y para ello, el Gobierno ha fijado otro mojón en el camino: reducir el déficit hasta el 2,4% en el año 2014.

Así figura en la actualización del Programa de Estabilidad que el Consejo de Ministros aprobó ayer para remitirlo a la Comisión Europea. Según fuentes del Ministerio de Economía y Hacienda, el objetivo marcado para 2014 "es consistente" con el Pacto de Estabilidad, donde se marcar las reglas del déficit para la Eurozona, y que establece que se debe recortar el déficit en mediopunto anual.

Bruselas obliga a seguir recortando los números rojos medio punto al año

De acuerdo con las previsiones enviadas a Bruselas, el déficit de la Administración central y sus organismos será de 1,5 puntos de PIB, mientas que en de las comunidades autónomas será de 1 punto. El objetivo para las corporaciones locales será de un déficit cero, mientras que se espera que la Seguridad Social aporte a las cuentas públicas un superávit del 0,4%.

Según los cálculos del Gobierno, en los presupuestos de los próximos ejercicios pesará mucho el fuerte crecimiento del endeudamiento de estos último años. Si se descuenta el pago de los intereses de la deuda (lo que los analistas llaman el saldo primario), las cuentas públicas tendrían un superávit en 2014 de más de 8.000 millones de euros (un 0,8% del PIB).

Las administraciones tendrían superávit en 2014 sin contar el pago de intereses

El nuevo objetivo en la eliminación de los números rojos se basa, sobre todo, en la contención del gasto: de los 7,1 puntos de reducción entre 2010 y 2014, unos 5,2 puntos se deben a los menores pagos, y los otros 1,9 puntos, a mayores ingresos. Esa rebaja de los gastos es, según las fuentes de Economía, fruto de los ajustes acordados en mayo del año pasado (la rebaja del salario de los funcionarios, la baja reposición de puestos en la Administración, la moderación de la inversión en infraestructuras, la contención del gasto farmacéutico, entre otras); y subrayaron que el compromiso con la UE es realizar las modificaciones necesarias si el déficit se desvía de los objetivos marcados, en línea con las manifestaciones de esta semana del secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, quien no descartó más ajustes en el presente ejercicio. "El año 2011 es crucial", insistieron ayer las fuentes del Ministerio.

El gasto, además, crecerá moderadamente en los próximos años, también en virtud de los compromisos con la UE. Además de la actualización del Programa de Estabilidad, el Consejo de Ministros aprobó el Programa Nacional de Reformas, donde se recoge el propósito de incluir en las leyes presupuestarias nuevas reglas para la contención del gasto, tal como anunció Rodríguez Zapatero en la cumbre europea en la que se aprobó el plan de competitividad (Pacto por el Euro se llama ahora) que exigía Alemania.

En el documento apenas se detalla esta nueva regla, que está pendiente de que se definan sus parámetros a nivel comunitario. Pero fuentes de Economía explicaron que consistirá en vincular el aumento del gasto a la tasa del PIB, pero sin que la supere. "Se tratará que el gasto no sea procíclico, esto es, que en momentos de expansión económica no crezca más de lo que debería para que no se salga del marco de consolidación presupuestaria; por este motivo, habrá momentos en que el gasto tendrá que bajar aunque el PIB crezca", comentaron las fuentes ministeriales.

Industria negocia con las CCAA la ampliación de los horarios comerciales

El Programa Nacional de Reformas, según admiten los responsables de Economía, "no tiene sorpresas", y recoge medidas ya aprobadas o ya anunciadas, desde la reforma de la negociación colectiva (pendiente del acuerdo entre los sindicatos y los empresarios), hasta la modificación de la ley concursal y la creación de la Comisión Asesora de Competitividad (que preside el ex ministro de Economía del primer gobierno del PSOE, Miguel Boyer), hasta la reforma de la formación profesional y de las políticas activas de empleo.

El documento realiza una estimación del impacto en el crecimiento económico y de las reformas aprobadas y anunciadas, en el horizonte de 2020, que es el escenario marcado por la UE. Los técnicos del Ministerio calculan que la mitad del crecimiento de esta década será por efecto de las reformas emprendidas. La directiva de servicios, la reforma laboral, la ley de Economía Sostenible, la reforma de las pensiones las actuaciones en el mercado de vivienda y diversos incentivos fiscales harán crecer el PIB diez puntos en diez años, a una media del 1% anual (casi siete de esos diez puntos se explican por los cambios en el mercado de trabajo y la estrategia de economía sostenible). El crecimiento potencial de la economía estimado para ese periodo es ligeramente superior al 2%.

El Ejecutivo aprueba el Programa de Reformas de 2011, sin casi novedades

De un modo similar, esas medidas permitirán, según Economía, recortar hasta el año 2020 en 4 puntos porcentuales el nivel de la tasa estructural de paro; esto es, del 12% o 14% en que se cifra el desempleo estructural hasta una tasa del 8% (en gran medida por la reforma laboral).

El documento, que fija objetivos cuantitativos en diferentes áreas (ver información adjunta), menciona también una nueva reforma, que el Ministerio de Industria está negociando con las comunidades autónomas, la de los horarios comerciales.

La idea del Gobierno es ampliar los horarios de apertura de los comercios, si bien limitándolo a las zonas turísticas. Lo que ahora se está discutiendo es como se puede flexibilizar y extender la definición de zona turística, en donde la actual regulación ya permite la apertura en casi todos los festivos. En este sentido, los responsables del Ministerio pusieron como ejemplo la comunidad y la ciudad de Madrid, donde más se ha abierto la mano en los horarios.

Más noticias de Política y Sociedad