Público
Público

Gobierno y talibanes alcanzan un acuerdo de paz en el conflictivo valle de Swat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades paquistaníes firmaron hoy un acuerdo de paz con los talibanes del norteño valle de Swat que incluye el cese de ataques contra las fuerzas de seguridad a cambio de la retirada progresiva de las tropas paquistaníes de esta conflictiva zona.

El acuerdo fue firmado por el Ejecutivo de la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP) tras mantener conversaciones con representantes del grupo islamista Tehrik-e-Taliban, según la agencia estatal APP.

El mismo Tehrik-e-Taliban también declaró el pasado mes de abril un alto el fuego en la volátil región de Waziristán del Sur, fronteriza con Afganistán, que poco después fue cancelado, aunque las conversaciones con grupos islamistas de la zona siguen en marcha.

Según APP, el ex ministro Bashir Bilour, encargado del comité que conduce las negociaciones en Swat, explicó que ambas partes han aceptado un documento de quince puntos para alcanzar una paz duradera y estable en el valle.

En virtud del acuerdo, los talibanes entregarán al Gobierno su armamento pesado, no atacarán tiendas de música, como hacían hasta ahora, y no participarán en ataques suicidas, sino que los condenarán.

Permitirán a las mujeres realizar sus tareas y tan sólo las emisoras de radio que tengan licencia podrán operar en la zona.

El líder integrista Fazlullah, más conocido como "maulana FM", arengaba a los lugareños de Swat a través de sus mensajes radiofónicos a empuñar las armas contra el Ejército.

Las tropas paquistaníes se desplegaron el año pasado en el valle, escenario de constantes combates entre soldados e insurgentes.

Según Bilour, la madrasa Iman Dheri, desde la cual Fazlullah llamaba a los locales a rebelarse contra el Ejército, pasará a ser ahora una Universidad.

A cambio, el Ejecutivo pondrá en práctica la "sharia" (ley islámica), retirará progresivamente sus tropas del valle y se compromete a facilitar algunos canjes de prisioneros.

Ambas partes han acordado formar un comité para revisar la puesta en marcha del acuerdo.

El nuevo Gobierno paquistaní ha dado un giro a la política contra el terrorismo y ha apostado por entablar diálogo con aquellos militantes que depongan las armas.

Desde hace una semana, el Ejército ha liberado a unos 55 insurgentes a cambio de 18 miembros de las fuerzas de seguridad paquistaníes.

Más noticias en Política y Sociedad