Público
Público

Golpe a la fábrica de DNI falsos de ETA

La Policía analiza el material informático intervenido en Francia al número dos del aparato logístico

PÚBLICO

El número dos del aparato logístico de ETA, Ekaitz Sirvent Auzmendi, ha pasado su segunda noche en dependencias policiales tras ser detenido ayer en París por las fuerzas de seguridad francesas. El arrestro de quien se considera responsable del aparato de falsificación de la banda terrorista fue calificado de "muy importante" por el Ministerio del Interior, ya que, una vez descifrada la información que portaba en soporte informático, se podrían obtener datos de vital importancia en la lucha contra ETA. Gracias a ese material, se podrían conocer a los etarras que en este momento tienen un papel activo en los diferentes niveles de la organización terrorista.

El presunto miembro de ETA fue detenido cuando bajaba de un tren de alta velocidad en la estación de Montparnasse procedente de Burdeos. Ekaitz Sirvent Auzmendi era, según Interior, el presunto responsable del aparato de falsificación de ETA desde hace un año, aunque su trayectoria en la banda es amplia tras formar parte de varias estructuras y contar con el apoyo de dos de sus números uno ya arrestados,Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki, y Aitzol Iriondo Yarza, a quienes le une una amistad personal.

Según Interior, el detenido se encargaba de falsificar todos los documentos de identidad españoles y franceses, así como de carnés y placas emblemas de miembros de las fuerzas de seguridad que actualmente utiliza ETA.

El presunto etarra, que desarrollaba en estos momentos sólo esta actividad, estuvo ubicado en distintas localidades de Francia, aunque se desplazaba a París periódicamente para adquirir parte del material que utilizaba en las falsificaciones. Su presencia en la capital francesa parece obedecer a la necesidad de evitar la presión de las autoridades policiales galas en el sur del país. A raíz de las últimas detenciones y gracias a su amplia experiencia, se le supone integrado en el Comité Ejecutivo de la banda, según Efe.

La operación se desarrolló nada más bajar del tren, según Interior, para evitar que Sirvent pudiera eludir los controles policiales camuflándose entre la gran afluencia de gente existente en dicho momento había en la estación de Montparnasse. En un primer momento, el presunto terrorista intentó hacer uso del arma que portaba en la cintura, un revolver calibre 357 Magnum, que fue neutralizada por la intervención de los agentes.

El arresto fue fruto de una operación conjunta de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) y de la Dirección Interregional de Policía Judicial de Burdeos, en colaboración con funcionarios de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía. En el momento de su detención, el presunto terrorista portaba tres bultos de viaje en los que se hallaron abundante material informático como discos duros, un ordenador portátil y lápices de memoria, así como gran número de documentos de identidad falsos, franceses y españoles.

Este es el segundo golpe a ETA en Francia en los últimos días. El pasado domingo, la policía gala descubrió media tonelada de material explosivo en un garaje de Grenoble. Se trataba de nitrato de amonio y polvo de aluminio, componentes del amonal, uno de los explosivos utilizados por ETA.

La de ayer es la quinta persona relacionada con la banda detenida en Francia en lo que va de año; y la de mayor nivel dentro de la jerarquía de la organización terrorista. El primer detenido fue José Javier Irastorza González "Barojo, arrestado el 8 de enero en Ciboure. Cinco días más tarde, el 13 de enero, la policía francesa detuvo a Alejo Moreno, uno de los 42 imputados en el sumario Jarrai-Haika-Segi, y a Lorea Zezeaga Mendizabal, sobre la que pesaba una requisitoria por colaboración con ETA. El cuarto detenido en fue Alexander Akarregi Casas, el 25 de febrero en Compeyre.