Estás leyendo: Google tienta a Europa

Público
Público

Google tienta a Europa

El gigante de Internet trata de convencer a la Comisión de su proyecto de digitalización de libros

DANIEL BASTEIRO

Google tiene con su plataforma Google Books una máquina para resucitar millones de libros en la Red, pero ayer prometió en Bruselas no utilizarla para crear monstruos. El gigante de Internet quiere con su iniciativa "democratizar el acceso a la información" y "no dejar atrás los libros descatalogados", en palabras de Dan Clancy, el arquitecto de la biblioteca on-line que ya atesora 10 millones de títulos en todo el mundo.

Sin embargo, el proceso de digitalización de Google todavía está a la espera de una resolución de la juez neoyorkina Denny Chin el próximo 7 de octubre, que dictamine si se adecua a las leyes de competencia y de propiedad intelectual de EEUU.

La Comisión aboga por armonizar las leyes del copyright de cada país

Antes de salvar este escollo, en Google quieren convencer a Europa de su proyecto para extenderlo a sus países. En una audiencia de la Comisión Europea celebrada ayer, Clancy defendió las virtudes de la nueva biblioteca ante las críticas de países como Alemania o Francia, preocupados por si se viola el derecho de copyright de sus autores nacionales, y de competidores como Microsoft, Yahoo o Amazon, que acusan a Google de querer crear un monopolioen el sector.

En realidad, a estas empresas no les preocupa la vuelta a la vida de libros olvidados en las bibliotecas, sino la espléndida plataforma queGoogle podría utilizar para hacerse con el mercado de novedades editoriales en un futuro en el que el lector podría preferir leer en pantalla.

A la espera del visto bueno al acuerdo, que permitiría la digitalización y comercialización de obras con copyrightque hayan sido autorizadas por el titular de los derechos y que recibiría un 63% de los beneficios, Google está digitalizando libros de 42 bibliotecas de todo el mundo cuyo copyright ya ha vencido. En EEUU también digitaliza y comercializa obras que tienen copyright pero que están descatalogadas. Precisamente, estos libros son uno de los obstáculos para digitalizar en Europa. Por eso, aunque están en Google Books no se pueden ver en los países europeos.

La UE lanzó el año pasado el portal Europeana, pero no acaba de despegar

Hace unos días, Google y los editores asociados en EEUU ofrecieron en una carta a 16 editoriales de la UE dos sillas en el consejo que gestionará la biblioteca a editores y autores no estadounidense. Este consejo se compromete a consultar con el sector europeo la digitalización de libros descatalogados en EEUU, pero noen Europa.

La Comisión Europea, por su parte, aboga por armonizar los sistemas jurídicos y las leyes del copyright, diferentes en cada país de la UE, para lograr "un despliegue rápido de servicios similares a los que permite el acuerdo recientemente concluido en Estados Unidos". Los comisarios, Viviane Reding y Charlie McCreevy, manifestaron que la digitalización ha de ser guiada por el sector público, aunque con acuerdos con el sector privado. Precisamente, la UE, que sólo ha digitalizado un 1% del contenido de sus bibliotecas nacionales, lanzó el año pasado Europeana, un portal de acceso a contenidos de dominio público que no acaba de despegar.

¿Quién está a favor del proceso de Google?
El primer perdón a Google se lo otorgaron los escritores y los editores de EEUU, al llegar a un acuerdo con la empresa de Internet para que pagara por las obras con copyright que digitalizó sin permiso. En España, CEDRO gestiona en la actualidad la indemnización (60 dólares) para los escritores españoles cuya obra fue digitalizada por Google sin consentimiento. A este acuerdo se han sumado ya 9.000 socios de CEDRO y varias biblioteas de universidades españolas. La Biblioteca Nacional de Francia también ve con buenos ojos el proceso de digitalización de Google.

¿Quién está en contra?
Las empresas Amazon, Yahoo!, Microsoft y la editorial francesa Hachette acusan a Google de monopolio en la digitalización, El Gobierno alemán, muy crítico, teme que Google digitalice sin consultar a los propietarios de los derechos de autor. La Biblioteca Nacional de España sólo pretende utilizar Google para que sus libros se vean en la red “pero la digitalización la hacemos nosotros”.

¿Cuál es la diferencia entre EEUU y Europa?
En la ley norteamericana de derechos de autor existe la figura del ‘fair use’, que no existe en Europa.Esta figura jurídica establece un uso justificado de la copia sin tener que pedir ningún tipo de autorización, pero sólo para casos muy limitados y cuando no exista un uso comercial. En Europa la exigencia del permiso es absoluta. 

Más noticias de Política y Sociedad