Público
Público

El Govern balear y los sindicatos critican el "oscurantismo" en la venta de Spanair

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La directora general de Transporte Aéreo y Marítimo del Govern, Joana Amengual, se ha sumado hoy a los sindicatos en su crítica por el "oscurantismo" con el que se está llevando a cabo la operación de venta de la compañía aérea Spanair y ha asegurado que presionarán para defender el trabajo en Baleares.

En declaraciones a los periodistas, tras mantener una reunión con todos los responsables sindicales afectados por esta operación de compra-venta, Amengual ha incidido en que el Govern trabaja para que la empresa "apueste por Baleares" pero ha asegurado que ni el Ejecutivo balear ni el Gobierno central tienen "información fiable" al respecto.

El único dato confirmado, según los sindicatos, es que el presidente de la compañía ha adelantado que el cambio de titularidad se producirá en el segundo trimestre de este año, que comienza el próximo 1 de abril.

Amengual ha explicado que el problema no radica en que la base de la empresa se quede o no en Palma, pues ha recordado que la compañía cuenta con siete bases distintas, "sino en que los puestos de trabajo que hay en las islas actualmente se mantengan".

En el mismo sentido se ha pronunciado el jefe de la sección sindical de Spanair del Sindicato Español de Pilotos (SEPLA), Javier Navas, quien ha advertido que, aunque no sabe si la base de la compañía se mantendrá en Palma, la empresa "lleva un año aplicando reducciones de plantilla, de 170 pilotos se ha pasado a 130".

Amengual ha insistido en que, si se confirman las informaciones que indican que la base de Palma podría trasladarse a Barcelona tras el proceso de venta, eso "no se contradice con el mantenimiento de los puestos de trabajo actuales".

"El problema es que no tenemos información fiable. Tenemos una vía abierta constantemente con el Ministerio de Fomento para conocer cómo está la situación pero tampoco ellos tienen noticias. Eso sí, cuando las tengan nos lo comunicarán", ha asegurado Amengual.

La directora general de Transporte Aéreo y Marítimo ha adelantado que el Govern seguirá haciendo presión, al igual que los sindicatos, para conseguir información "fiable" sobre la operación pero ha advertido que, por el momento, ha sido imposible ya que la empresa alega que existe una cláusula de confidencialidad de venta.

Respecto a ello, Navas ha criticado que en la operación -que se lleva gestando desde junio- ni siquiera se conozcan todos los compradores. "Al parecer hay un tercer comprador secreto", ha señalado.

Según el representante del SEPLA, en Baleares se ha reducido la cantidad de vuelos chárter -que antes capitalizaba Spanair- y, ahora, hay "más personal del necesario", pero ha matizado que dicho personal podría mantenerse si el nuevo comprador "tiene imaginación, porque mercado aquí hay suficiente", ha afirmado.

El responsable de CCOO en Spanair, Baltasar Piñeiro, se ha mostrado menos confiado y ha considerado que el "oscurantismo" de la operación es "un mal augurio para los trabajadores" que, de no tener noticias de su futuro durante esta semana, se reunirán para acordar medidas de presión y movilizaciones, ha anunciado.

Piñeiro ha asegurado que los 1.200 trabajadores que la empresa tiene en Baleares harán "ruido" y ha incidido en que el Govern debe implicarse con subvenciones porque "el mercado se regula a sí mismo pero lo hace con subvenciones de los distintos gobiernos".