Público
Público

El Govern confía en que Zapatero recapacite tras el 22-M y pague 1.450 millones

EFE

El portavoz del gobierno catalán, Francesc Homs, se ha mostrado hoy "esperanzado" en que, una vez superada la cita electoral del 22 de mayo, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero recapacite y acabe pagando los 1.450 millones de euros que adeuda a la Generalitat para 2011.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Efe, Homs ha salido al paso de las palabras de Rodríguez Zapatero, que ayer dijo que el Gobierno no adelantará los 1.450 millones de euros del Fondo de Competitividad correspondientes a Cataluña para este año, que se abonarán cuando se liquide el ejercicio, como marca la ley de financiación autonómica.

Homs no ha querido aún dar por hecho que esta negativa será la postura final del Gobierno español, teniendo en cuenta que Rodríguez Zapatero, a lo largo de su mandato, ha dicho "muchas cosas" que al final han acabado pasando al revés.

"Mientras hay vida hay esperanza", ha subrayado Homs, que ha recordado que hasta que en julio se aprueben los presupuestos de la Generalitat para 2011 aún hay tiempo para incorporar en la previsión de ingresos la partida de los 1.450 millones.

Detrás de este aparente portazo de Rodríguez Zapatero al pago de esta cantidad del Fondo de Competitividad para 2011, según Homs, está el condicionante de las elecciones del 22 de mayo.

"Confío en que acabarán reaccionando. El Estado español no se puede permitir el lujo, ni delante de Europa ni del pueblo catalán, de dejarnos así de colgados. Contamos con que esto al final se acabará resolviendo", ha dicho.

Homs espera que el PSC "ayude" para conseguir que llegue este dinero y se ha preguntado cómo piensan los socialistas catalanes utilizar sus 25 diputados en el Congreso para presionar al PSOE.

Si finalmente el Gobierno español se negara a pagar este dinero, Homs ha advertido de que la Generalitat "lo que no hará es cumplir un déficit que obligaría a recortar el doble" de lo que ya está recortando.

"Es evidente que no lo podemos asumir. Traspasaríamos las líneas rojas que afectarían a los servicios públicos esenciales del Estado del Bienestar. O el Estado español nos da la solución o deberá hacer frente a un déficit que no será el que se ha comprometido a cumplir ante las instituciones europeas", ha alertado.

Y si no se cumple el objetivo de déficit para este año, ha avisado, "podría pasar que el Estado nos interviniese y nos cerrase servicios públicos del Estado del Bienestar".

Más noticias de Política y Sociedad