Público
Público

"Goya en Italia" reivindica el universo creativo del pintor en Parma y Roma

EFE

La exposición "Goya en Italia", que será inaugurada mañana en Zaragoza por los Reyes de España, reivindica en 359 obras de 119 artistas, procedentes de cien museos del mundo, la complejidad creativa que adquirió el pintor de Fuendetodos en su paso por Italia, faceta insuficientemente explorada.

La Fundación "Goya en Aragón" ha organizado esta magna exposición en coincidencia con el desarrollo de la Exposición Internacional de 2008 y para responder a su objetivo de convertir a Francisco de Goya en el "eje vertebrador" de toda la actividad cultural del Gobierno de Aragón con motivo de la Expo, dijo la consejera de Educación y Cultura, María Victoria Broto, en la presentación de la muestra a los medios.

La exposición, que se abre mañana al público, toma como referencia la estancia del pintor aragonés en la capital artística en la que se había convertido Roma en torno a 1770 e incluye obras hasta 1799.

Reúne 89 piezas en representación de la obra pictórica del genio de Fuendetodos, así como de sus dibujos y grabados, que abarca desde los años de su juventud, en 1770, hasta finales del siglo XVIII.

Se podrán contemplar obras de gran valor y representatividad, como "La familia del Infante Don Luis de Borbón", "El sueño de la razón produce monstruos", "El sueño", "Retrato de María Teresa Borbón Godoy", "Retrato de Carlos IV", "La vendimia" o la primera edición de "Los Caprichos".

Junto a las obras del maestro aragonés se exponen otras de artistas tan singulares como Anton Raphael Mengs, Piranesi, Francisco Bayeu, Jean-Honoré Fragonard y Gaspare Traversi, entre muchos otros, hasta 270 procedentes de Alemania, Austria, Bélgica, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Hungría, Italia, Polonia y Rusia.

El comisario de "Goya en Italia", Joan Sureda, llamó la atención sobre el hecho de que la etapa de Goya en Italia no había sido abordada hasta ahora en profundidad, y cuando se ha hecho, ha sido con malas interpretaciones.

Se pretende ahora hacer un recorrido por la evolución creativa y existencial de Goya, que en Zaragoza no tenía reconocimiento o notoriedad, y que llegó a Roma a los 23 años, viaje que afrontó sin ayuda económica con la que financiar su periodo de formación.

En Roma se difundía entonces el gusto por el clasicismo arqueológico y emergía el arte de los estados de sueño, la imaginación y las fantasías interiores.

La exposición se divide en quince ámbitos bien diferenciados en los que se intenta abarcar un momento en el tiempo entre el inicio del viaje a Roma y el regreso y posterior evolución del pintor en la Corte de Carlos III.

Se trata de "De Zaragoza a Roma", "Roma", "Aprender en Roma", "Mundos Romanos", "Goya y Roma", "Cuaderno Italiano", "Parma", "Zaragoza, ritorno in patria: Aula Dei", "Madrid, villa y corte", "Arcadia", "Naturalezas adversas", "El Retrato", "Lo clásico y lo religioso", "Sueños y monstruos" y "El sueño poético de la muerte".

Estas últimas etapas abren un proceso "crítico" de identidad de Goya, de enfrentamiento a un mundo que se hunde y en el que de su paleta empiezan a surgir los desastres, la guerra y la desilusión, en puertas del siglo XIX, explicó Sureda.

El responsable de la Obra Social y Cultura de Ibercaja, Román Alcalá, destacó en la presentación de la exposición las "excelentes" relaciones de la caja de ahorro con el Gobierno de Aragón, sobre todo cuando se trata de potenciar la figura de Goya.

Más noticias de Política y Sociedad