Público
Público

El gran negocio de la Eurocopa atraerá a millones de espectadores

EFE

Austria y Suiza comparten desde hoy hasta el 29 de junio la Eurocopa, el tercer mayor acontecimiento deportivo del mundo, con 16 equipos, que atraerán a millones de espectadores en los estadios, ante los televisores y en internet.

Las selecciones nacionales competirán en 18 partidos en la fase de grupos y los vencedores se disputarán el trofeo final en Viena en otros 13 encuentros en ambos países anfitriones.

Se calcula que unos 8.000 millones de telespectadores verán correr a 22 hombres detrás del balón en un césped inmaculado, de 23 centímetros de altura reglamentaria, durante este festival futbolístico, sólo superado en rango y cifras de público por el Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos de verano, que en agosto se celebran en Pekín.

Los dos primeros encuentros en disputarse son hoy en Basilea, el Suiza-República Checa a las 16.00 horas GMT, y en Ginebra el Portugal-Turquía, a las 18.45 horas GMT.

Pero las miradas están puestas en Italia, campeón del Mundial en Alemania en 2006, de la que se espera que aplique el efectivo juego que le dio el éxito hace dos años, pese a la baja por lesión de su capitán, el madridista Fabio Cannavaro, al igual que otras selecciones fuertes como Alemania y Francia.

A estas alturas casi nadie se atreve a apostar por un claro favorito en una competición que promete ser más reñida, si cabe, que en ediciones anteriores.

España se estrena ante la afición el martes contra Rusia (16.00 horas GMT) en el estadio Tivoli Neu de Innsbruck con un equipo consolidado, pero con dudas de que pueda superar los cuartos de final, el objetivo mínimo impuesto por su técnico, Luis Aragonés, para salir airosa de este torneo.

Tal como sucedió en la Eurocopa de 2004 en Portugal, cuando sorprendió a casi todo el mundo Grecia como equipo vencedor, no se descarta ahora que equipos de menos envergadura, como los checos o croatas, se hagan con la codiciada copa.

Inglaterra, el país que vio nacer este deporte, quedó excluida de la competición y sus hinchas tendrán que limitarse a ver partidos continentales.

Pero antes de que comience la competición, ya se ha localizado a un vencedor, al menos en términos financieros: la UEFA, la organizadora del evento con sede en la pequeña localidad suiza de Nyon.

Ésta ha anunciado que la actual edición de la Eurocopa generará la cifra récord de ingresos de 1.300 millones de euros, de los que 600 millones de euros corresponden a los costes de organización y otros 450 millones serán entregados a sus 53 asociaciones afiliadas, quedando unos beneficios de 250 millones de euros.

La organización estudia ahora ampliar de 16 a 24 el número de equipos que jueguen en la Eurocopa a partir de 2016, pero para ello será necesario concluir un estudio, que no estará completado hasta el año próximo como muy pronto.

Las selecciones participantes este año son: Alemania, Austria, Croacia, España, Francia, Grecia, Holanda, Italia, Portugal, Polonia, Rumanía, República Checa, Rusia, Suecia, Suiza y Turquía.

Se han tomado estrictas medidas de seguridad para evitar que hinchas descontrolados causen desperfectos en los estadios y la vía pública, mediante el canje de información y el envío de agentes nacionales de países "complicados", como Alemania, Polonia y Croacia, a las ocho sedes futbolísticas en Austria y Suiza.

Dado que la demanda de entradas, unos 10 millones de solicitudes, la mayoría por internet, fue diez veces mayor que el número de boletos disponibles, se han creado "millas de los aficionados" en las sedes de la competición en las que se podrán ver los partidos en directo en pantallas electrónicas gigantes.

En esas zonas también habrá una amplia oferta de ocio, con música, tiendas de recuerdos y establecimientos gastronómicos, aunque no se podrán llevar a estos recintos objetos considerados peligrosos, desde bicicletas y patines, hasta paraguas y botellas de plástico.

En Suiza los estadios Sankt-Jakob Park de Basilea, el Stade de Ginebra, el estadio Letzigrund de Zúrich y el estadio de Suisse Wankdorf acomodarán 15 partidos.

Los 16 restantes serán en los estadios austríacos Wals Siezenheim en Salzburgo, Tivoli neu en Innsbruck, Wörthersee en Klagenfurt y Ernst Happel Stadium en Viena, donde se disputará la final el 29 de junio.

Todas estas instalaciones deportivas han requerido una profunda reestructuración y ampliación para cumplir las exigencias de la UEFA, que pide, por ejemplo, para el estadio de la final una capacidad mínima de 50.000 plazas.

Más noticias de Política y Sociedad