Público
Público

Los griegos en vilo a la espera del anuncio de programa de recortes

EFE

Grecia se encuentra hoy en vilo a la espera de que el Gobierno anuncie en los dos próximos días los detalles de su ampliado programa de austeridad para recibir ayuda experta de la UE y del FMI, con la que pretende salir de la crisis.

Fuentes del Gobierno griego señalaron hoy a la prensa local que las negociaciones entre Atenas, la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) estarán terminadas el domingo.

El objetivo del ejecutivo socialista de Yorgos Papandréu es presentar su plan una vez terminadas las celebraciones del Día Nacional del Trabajo, mañana, sábado, para evitar protestas masivas.

El primer ministro griego señaló ayer a los dirigentes del partido gubernamental socialista Pasok que Grecia se ha visto "obligada a librar una batalla para sobrevivir.. y a asumir decisiones históricas, cuán difíciles y dolorosas sean".

Grecia debe reducir su déficit fiscal, que en 2009 fue del 13,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), hasta menos del 3 por ciento en el año 2013.

De esta forma, pretende reducir su dramático endeudamiento público, que actualmente supera el 115 por ciento del PIB.

Eso requiere unas medidas de austeridad sin precedentes, con recortes de sueldos en el sector público y una congelación de sueldos en el sector, al tiempo que se aumentarán varios impuestos.

En total, se estima que Grecia necesitará de la UE y del FMI unos 135.000 millones en los próximos tres años.

La prensa griega destaca hoy que el programa exigido por la UE y el FMI son "las peores medidas impuestas a un país" a cambio de la ayuda exterior, y comentaban que "todo se hace para salvar el euro".

La bolsa de Atenas reaccionó ayer con una fuerte subida a las promesas de ayuda externa y a las primeras filtraciones de las medidas de austeridad que deberá asumir el ejecutivo griego.

El índice ATHEX subió un 7,14 por ciento y el diferencial de los bonos de Estado griegos con el "bund" alemán bajó a los 600 puntos básicos, después de haber superado las 800 unidades previamente.

En la apertura de hoy, el índice bursátil subió un tímido 0,6 por ciento, hasta 1.840 puntos.

"Haremos todo lo necesario para salvar al país", dijo Papandréu ayer, a la espera de una ola de protesta social contra los recortes que se espera que anunciará el domingo, que calificó como "un puente fuerte para avanzar hacia grandes cambios".

Los primeros actos violentos se produjeron anoche en el centro de Atenas, cuando medio centenar de encapuchados lanzó pierdas contra la policía durante una manifestaciones de los docentes.

Los sindicatos griego se han dado una cita para mañana, con motivo del Día del Trabajo, para dar un primer sabor al Gobierno del descontento social y en preparación para la huelga general de 24 horas convocada para el 5 de mayo a la que se han ido sumando diversos sectores.

Más noticias de Política y Sociedad