Público
Público

Griñán será el nuevo presidente andaluz

Chaves deja el cargo en manos de su vicepresidente Económico 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Antonio Griñán, vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, sustituirá a Manuel Chaves en la presidencia de Andalucía, según fuentes socialistas.

Su perfil de gestor, su peso político y el consenso que concita en el partido han sido decisivos en su llegada a la presidencia en el actual contexto de crisis, informó a Público un miembro del Ejecutivo andaluz.

El vicepresidente económico llegará a la Casa Rosa, sede de la presidencia autonómica, tras el primer año del sexto mandato de Chaves, que lleva 19 años al frente del Ejecutivo regional.

Sobre la posibilidad de que sea el candidato en 2012, tanto en medios socialistas como del Gobierno andaluz prevalecía una actitud de máxima prudencia. 'La decisión última corresponde al PSOE andaluz, no a Zapatero ni a Chaves', subrayan.

Griñán (Madrid, 1946), inspector de Trabajo y Seguridad Social, es un político de la máxima confianza de Chaves y forma parte de su núcleo duro desde 2004 junto a Gaspar Zarrías, vicepresidente primero y Consejero de Presidencia.

Ex ministro de Sanidad y Consumo (1992-1993) y de Trabajo (1993-1996), con prolongada experiencia en la política española y andaluza, Griñán posee discurso moderado y un perfil discreto y poco dado al ruido o al enfrentamiento.

Su concurso ha sido básico en la resolución de las negociaciones de la deuda histórica y ha sido el principal fajador andaluz en las relativas a la financiación autonómica. Próximo a Felipe González, Griñán tendrá como principal adversario político a Javier Arenas, presidente del PP andaluz y enemigo íntimo de Chaves desde principios de los noventa.

La crisis de Gobierno supone el regreso a Madrid del presidente andaluz, que fue titular de Trabajo con Felipe González entre 1986 y 1990, antes de recalar en Andalucía.

El también presidente del PSOE era, tras abandonar sus respectivas presidencias autonómicas Juan Carlos Rodríguez Ibarra, de Extremadura, y José Bono, de Castilla La Mancha, el último representante de la figura del barón regional socialista, caracterizada por su solvencia electoral y peso específico en el partido desde posiciones de poder regionales.

Esta salida, que previsiblemente provocará una fuerte conmoción en la política andaluza, se produce apenas un año después de que comenzase su sexto mandato. Chaves, de 63 años, fue reelegido el 14 de marzo de 2008.

Fue su tercera mayoría absoluta, segunda consecutiva. La logró pese al crecimiento del PP, que ganó diez escaños y al que diversas encuestas en las últimas semanas acercan significativamente al PSOE, aunque sin superarlo. El desembarco en Madrid tiene lugar en el contexto de una crisis económica que depara cada mes pésimos datos de paro en Andalucía.