Público
Público

Guardiola: "Nos jugamos buena parte de la Liga en Valencia"

"Es un partido que marcará mucho el futuro y que nos puede dar mucho trayecto para cazar el título", dijo

EFE

Pep Guardiola, entrenador del Barcelona, destacó el partido que mañana jugará su equipo ante el Valencia en Mestalla como verdaderamente decisivo para despejar su camino hacia el título de Liga frente a un rival en excelente estado de forma.

"Después de mañana aún faltarán partidos. Pero por jugar antes, contra un buen rival, el partido de Mestalla es muy importante. Nos jugamos buena parte de este campeonato tan luchado. Es un partido que marcará mucho el futuro y que nos puede dar mucho trayecto para cazar el título", analizó Guardiola.

El técnico barcelonista insistió en que su equipo encara el tramo final de la temporada para resaltar la importancia del partido. "Cada vez queda menos y cada vez lo vemos más cerca", dijo, "y por eso el partido de Mestalla es tan especial, porque luego iríamos al Bernabéu y nos quedarían dos partidos en casa".

Aunque no lo dijo expresamente, el entrenador del Barça deslizó que una victoria en el campo del Valencia le otorgaría a su equipo un altísimo porcentaje de posibilidades de ser ya campeón. "No puedo hablar de hipótesis ni de lo que pasará entre el Sevilla y el Real Madrid. Sólo pienso en que mañana visitamos a uno de los grandes del fútbol español", comentó.

El Barcelona, sin embargo, se encontrará "el mejor Valencia de la temporada", un equipo con un extraordinario frente de ataque. "Los cuatro jugadores de arriba son determinantes", apuntó Guardiola en referencia a Villa, Mata, Silva y Pablo Hernández, "de lo mejor de la Liga española".

También elogió la labor de Unai Emery al frente del equipo valenciano. Después de un "grandísimo trabajo en el Almería, que ya le avala", su colega del Valencia "ha sabido mantenerse estable en los buenos y malos momentos en un sitio en el que dicen que no es fácil entrenar".

Se encontrará el Barcelona en Mestalla un ambiente extraordinario, con el campo lleno, "señal de que nos quieren ver y de que jugarán con todo", según Guardiola, que animó a sus jugadores a seguir "ganándose el prestigio cada día".

Además, Guardiola recurrió al sarcasmo para contrarrestar la corriente de opinión sobre el flojo rendimiento de los rivales de su equipo para centrarse en sus compromisos ante el Real Madrid y celebró: "por fin todos se han dado cuenta de que a nosotros nos regalan los partidos".

"Han tardado, pero por fin se han dado cuenta. Les felicito. Los equipos nos regalan los partidos y se preparan todo el año para jugar contra el Real Madrid", comentó, irónico, Guardiola.

De vuelta a su discurso prudente, el entrenador del Barcelona explicó que restar méritos a los rivales de su equipo forma parte "del negocio" que rodea al fútbol: "Cada uno defiende sus intereses, hay que vender periódicos. Pero no podemos darle más vueltas porque no lo podemos controlar y me lo tomo con calma".

"Cualquier equipo nos puede ganar a nosotros o al Real Madrid", dijo, y destacó la relevancia de jugadores como "Maresca, Romaric, Koné, Luis Fabiano, Navas o Capel", que les complicaron mucho el partido ante el Sevilla "en los primeros minutos".

En su pelea por el título con el Real Madrid, Guardiola no se atrevió a comparar la competitividad de uno y otro ("no puedo opinar del vestuario del Madrid porque no lo conozco, y el entrenador del Real Madrid tampoco nos conoce a nosotros"), aunque reconoció que el conjunto blanco "tiene argumentos más allá de la suerte y la épica pese a que a veces se le menosprecie".

"Si hacen tantos puntos es por algo. Ha hecho méritos para ser campeón. Si fuera el entrenador del Madrid pensaría que merezco ser campeón. Pero también nos lo merecemos nosotros", dijo Guardiola, que también apuntó que en cualquier otra circunstancia, con 81 puntos a favor, su equipo ya sería campeón. "Pero esta Liga nos ha puesto una dura prueba", sentenció.

Más noticias de Política y Sociedad