Público
Público

Guindos agita el miedo a un "ajuste de cuentas" si interviene Bruselas

El ministro de Economía defiende que el tijeretazo social de Rajoy se ha hecho "por convicción" y no por presión de los mercados

AGENCIAS

"Como vengan otros a hacer los presupuestos va a ver usted lo que es un ajuste de cuentas". Así ha respondido el ministro de Economía, Luis de Guindos, ante varios empresarios catalanes que le recriminaban el drástico ajuste de los  presupustos de 2012, especialmente la merma en la inversión en Catalunya. En concreto daba réplica al presidente de la patronal vallesana Cecot, Antoni Abad, que le exortó directamente a aclarar si las cuentas son "un ajuste de cuentas" con Catalunya, un extremo que De Guindos ha negado de forma categórica.

El ministro de Economía, ha participado hoy en un almuerzo-coloquio organizado por la patronal catalana Fomento del Trabajo con un centenar de empresarios. Durante el acto ha defendido que el Gobierno está llevando a cabo la agenda reformista "por convicción", no por imposición de Europa o los mercados.

"No creo que sean un ajuste de cuentas contra nadie", ha señalado el ministro, que ha asegurado que el Gobierno ha tenido que elaborar unos presupuestos difíciles, tras constatar una desviación presupuestaria de 27.000 millones de euros y al verse en la necesidad de situar el déficit público en el 5,3 %.

"Podemos equivocarnos, pero ajuste de cuentas ninguno. Lo que tiene que hacer el Gobierno es poner orden en la casa porque si no la alternativa es mucho peor, no tenga la menor duda", ha replicado De Guindos, que ha remarcado que los presupuestos de este año en ningún caso responden a "planteamientos políticos". Durante la conversacoón el ministro ha lanzado al empresario la advertencia: "Como vengan otros a hacer los presupuestos va a ver usted lo que es un ajuste de cuentas".

De Guindos ha asegurado que todas las reformas, incluida la sanitaria y de la educación, forman parte de una hoja de ruta del Ejecutivo y que no se hacen "en absoluto, por imposición", aunque ha admitido que "puede haber fallado la comunicación".

"Si queremos servicios públicos de calidad, es necesario que hagamos reformas"

Sin embargo, el reciente anuncio de un recorte extra en Educación y Sanidad por valor de 10.000 millones de euros que no constaba en los Presupuestos y la extraña forma de anunciarlo -un día festivo en varias comunidades, mediante una nota de prensa y sin una comparecencia ha sido interpretado como una exigencia extra de Bruselas al Gobierno.

A este respecto el ministro ha señalado que la única alternativa para garantizar una sanidad pública universal de calidad y sostenible es "avanzar en el proceso de racionalización", porque si no, ha asegurado, es un sistema inviable.

"Lo que hemos tenido hasta ahora era una situación muy difícil de mantener en el futuro. Si queremos servicios públicos de calidad, es necesario que hagamos reformas", ha añadido.

El titular de Economía ha defendido también la reforma laboral, y ha animado a los empresarios a que la utilicen para crear empleo, ya que ha constatado que el Estado no puede hacerlo.

"Nunca han existido, en las últimas décadas, tantas posibilidades para crear empleo"

 "Nunca han existido, en las últimas décadas, tantas posibilidades para crear empleo. Hay que aprovecharlas y utilizarlas", ha manifestado ante un centenar de personalidades del empresariado catalán.

Entre los presentes en el almuerzo figuraban el presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà; el director general de La Caixa, Juan Maria Nin; el presidente de Abertis, Salvador Alemany; el presidente de la Bolsa de Barcelona, Joan Hortalà, y el presidente de la Asociación Española de Directivos (AED), Ramon Adell.

También han asistido personalidades políticas como el conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell; la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y el delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca, Jordi Cornet.

De Guindos ha afirmado que el Gobierno mantiene las previsiones de crecimiento negativo del 1,7% del PIB para este año, pero se ha mostrado más optimista que unos meses atrás. "Las reformas, más pronto que tarde, harán sus efectos. Estoy convencido de que va a salir el sol", ha concluido.

Más noticias de Política y Sociedad