Público
Público

De Guindos dice que el "realismo" de los PGE evita "peligros" para el déficit

EFE

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha definido hoy como "realistas y prudentes" las previsiones presupuestarias del Gobierno y ha recalcado que evitan el "exceso de optimismo" para no poner "en peligro" el objetivo de déficit, tal y como ocurrió el año pasado.

En el pleno del Congreso de los Diputados que debate de nuevo los presupuestos generales del Estado De Guindos ha puesto de manifiesto que haber acabado 2011 con un déficit del 8,9 % frente al 6 % comprometido "ha tenido una incidencia negativa sobre la credibilidad" de las cuentas.

El ministro ha hecho un repaso de las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo, y entre ellas ha hecho énfasis en el plan de pago a proveedores que se pondrá en marcha el próximo 31 de mayo con los primeros pagos a los ayuntamientos, por valor de 9.000 millones.

Ha recordado que las previsiones del Gobierno son que este plan inyectará liquidez a la economía por un valor equivalente al 3 % del PIB, aportará un crecimiento del 0,4 % entre 2012 y 2013 y ayudará a generar en este periodo entre 100.000 y 130.000 puestos de trabajo.

Asimismo, ha reconocido el "enorme esfuerzo" de las comunidades autónomas para ajustar más de 18.000 millones de euros con los planes económico-financieros que se aprobaron la semana pasada y que ha definido como una "muy buena noticia", a pesar de la desviación de 0,4 décimas de déficit de 2011 que se conoció a continuación.

Para De Guindos, gracias a este esfuerzo, junto al del Estado y los ayuntamientos, se conseguirá el objetivo de pasar de un déficit total del 8,9 al del 5,3 % en 2012.

En relación con la reforma financiera, el ministro ha hecho hincapié en que es "fundamental" para resolver el "colapso" del crédito y ha defendido el "ejercicio de transparencia" que supone haber contratado a dos expertos independientes para evaluar el estado de las entidades, labor en la que ya se encuentran trabajando, ha destacado.

El portavoz adjunto de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha augurado que el ministro tendrá que volver al Congreso con una nueva reestructuración del sistema financiero cuando los auditores externos hayan finalizado su trabajo.

Desde la Izquierda Plural, Alberto Garzón, ha dicho que la nueva reforma financiera del Gobierno parece una improvisación pero no es "azarosa", sino que funciona "al son de los mercados".

Garzón acusa al Ejecutivo de ser "vasallo" de los mercados, que son "insaciables, irracionales y cortoplacistas", y al ministro De Guindos, de "seguir al servicio de la banca especulativa".

Álvaro Anchuelo, de UPyD, ha opinado que los propios presupuestos "van a contribuir a que las previsiones empeoren", ya que la caída del gasto productivo "va a agravar la recesión".

Rafael Larreina, de Amaiur, ha denunciado que los presupuestos "apuestan por el pasado y no por el futuro", ya que no impulsan la renovación tecnológica y la economía productiva y se vuelven a centrar en la "economía especulativa".

El portavoz económico del PP, vicente Martínez Pujalte, ha adelantado que su grupo rechazaría todas las enmiendas porque el Gobierno defiende una determinada "estrategia" en los presupuestos, aunque sí ha dejado la puerta abierta a algún acuerdo en I+d+i.

Al representante de Izquierda Plural le ha dicho que le parece "poco apropiado" acudir a descalificaciones y le ha asegurado que el "único interés" que mueve al PP y al Gobierno es la vuelta al crecimiento económico y la creación de empleo, "y no servir a nadie".

Más noticias de Política y Sociedad